Foto: Especial
Dijeron que esta ‘buena samaritana’ había sido asesinada por un mendigo; ahora fueron arrestados por el crimen

Jacquelyn Smith, de 52 años, manejaba el pasado 1 de diciembre por Baltimore (Maryland) con su familia cuando decidió detener el carro para darle algo de dinero a una mujer que pedía ayuda con su bebé en brazos. Pasada ya la medianoche, Smith bajó la ventanilla y entonces un hombre se acercó, le dio las gracias e intentó robarle la billetera. Durante el forcejeó, apuñaló a Smith en el pecho y huyó, acompañado por la mujer que le había pedido ayuda.

O al menos eso es lo que aseguró la policía en un primer momento sobre este crimen, que provocó un fuerte impacto en la opinión pública.

Foto: Especial

El marido de la mujer herida, Keith Smith, llamó al teléfono 911 de emergencias para pedir ayuda, y llevó a toda prisa a su esposa al hospital, donde murió poco después. La policía pidió ayuda a la población para encontrar a los presuntos autores del asesinato, que parecía uno más en una ciudad plagada por el crimen.

“Me enfrentó a esto día a día”, explicó Keith Smith entonces, devastado, “es la única forma en la que puedo hacerle frente”.

El pasado domingo, sin embargo, la policía anunció la detención de Smith, de 52 años, y de su hijastra, Valeria, de 28, acusados de inventar la historia del mendigo asesino para ocultar su propio crimen.

Fueron arrestado en Harlingen (Texas), cerca de la frontera con México, según informa el diario The Washington Post, y acusados de homicidio en primer grado.

“Las circunstancias fueron muy diferentes”, aseguró el comisionado de la policía de Baltimore, Michael Harrison, “no fue un mendigo”. “A menudo tenemos estas imágenes negativas de nuestra ciudad, y es muy desafortunado cuando la gente se aprovecha de esas imágenes negativas”, explicó la fiscal Marilyn Mosby.

“Hubo un forcejeo”, dijo la policía, y el hombre apuñaló a Smith en el torso antes de huir con la mujer que llevaba al bebé.

Smith murió poco después de llegar al hospital.