Consecuencias. El campo de Coahuila está abandonado por el Gobierno Federal que retiró varios programas, de acuerdo con el dirigente de la CNC, José Natividad Navarro Morales. ESPECIAL
Deja seco de subsidios a los campesinos, quienes prefieren emigrar a la ciudad

Las medidas de austeridad y el recorte al presupuesto del campo por parte del Gobierno Federal afecta en Coahuila a más de 50 mil campesinos, principalmente personas de los ejidos más pobres, dio a conocer el dirigente de la Confederación Nacional Campesina de Coahuila (CNC), José Natividad Navarro Morales.

“Hemos estado haciendo un análisis de las políticas del campo, básicamente estábamos trabajando con los recursos del Estado, ya que el Gobierno Federal nos quitó los seguros de cobertura, nos quitó Procampo, nos quitó el Proagro, nos quitó Progan, las tasas de intereses del 6 y 7 por ciento, nos las sube al 16 por ciento”, dijo Navarro Morales.

El dirigente de CNC dijo que en realidad se trata de un abandono al campo por la cancelación de programas como Apoyos Directos al Campo (Procampo), Proagro-Productivo, y Producción Pecuaria Sustentable, además de Ordenamiento Ganadero y Apícola (Progan), que eran clave en el desarrollo de los campesinos y productores.

Con las llamadas medidas de austeridad del Gobierno Federal también Coahuila salió afectado, porque la atención en estos momentos en el campo está concentrada en las regiones del sur del país.

Explicó que los proyectos para ganado y fertilizante solo se entregaron en las regiones Centro y Sur de México, pero en el Norte no hubo nada para los campesinos y productores.

“Es una situación difícil, estamos nosotros luchando contra corriente porque tenemos vocación de ser productores”, dijo el dirigente campesino.

El número calculado de campesinos afectados suma 50 mil, pero cada uno de ellos tiene personas dependientes, sus familias y en algunos casos otras personas más.

Las consecuencias son abandonar las tierras, dejar de sembrar y vender lo poco que tengan para lograr mantenerse durante esta fase difícil de la pandemia, además que hay personas que han decidido dejar el campo y trasladarse a la ciudad.

“Estamos pensando en ya no sembrar, porque no tenemos quién nos apoye, no podemos competir con la agricultura de Estados Unidos porque ellos están sumamente subsidiados y nosotros no”, explicó.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.