ESPECIAL
Leticia Charles, directora del CJEM, indicó que dadas las circunstancias de inseguridad actuales es preciso que se verifique la privacidad en los perfiles sociales

Luego de que en Saltillo dos o mujeres sufrieron el robo de identidad en sus redes sociales el Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer (CJEM) recomendó a las mujeres reforzar las medidas de seguridad de sus redes sociales para evitar ser víctimas de los estafadores que operan con una presunta Campaña Contra el Cáncer de Mama.

Leticia Charles, directora del CJEM, indicó que dadas las circunstancias de inseguridad actuales es preciso que se verifique la privacidad en los perfiles sociales, para garantizar que las publicaciones e información sensible únicamente se pueda compartir con personas conocidas o amigos.

Otra de las recomendaciones que externó la funcionaria es no aceptar a personas desconocidas, así como verificar que al momento de chatear con otra persona se compruebe que se trata de ella, o él por vías alternas, sobre todo cuando se comparte información de índole privada.

El año pasado tuvimos muchos casos de Sexting, que si bien es un derecho, se volvieron delito luego de que compartieron el contenido, sin el consentimiento de la otra persona”, apuntó.

Asimismo, sostuvo que existen códigos de privacidad o de comportamiento y conducta, que al ser violados se pueden denunciar en las mismas redes sociales para que el agresor reciba el castigo que la red social determine cómo ser bloqueado o dado de baja.

HABRÍA TRES DELITOS QUE PERSEGUIR

Además, luego de brindar atención a una usuaria quien fue víctima del robo de su identidad en Facebook en fechas recientes, Charles detalló que entre los delitos considerados por los hechos se encuentra la usurpación de identidad que constituye de 2 a 4 años de prisión.

Así como la violacion a la imagen o la intimidad de las personas, que de acuerdo con las recientes Reformas en el Estado de la conocida Ley Olimpia, podrían alcanzar hasta seis años de cárcel por compartir, divulgar y exponer contenido íntimo sin consentimiento.

Y por último, el delito de extinción, del que posiblemente podría ser víctima una de las afectadas, sin embargo, la competencia para imputar e investigar estos delitos corresponde al Ministerio Público, mientras que el CJEM ofrecerá orientación y apoyo psicológico, ya que el caso puede ser equiparado emocionalmente con un abuso sexual.