El Presidente Andrés Manuel López Obrador, en su cotidiana conferencia de todas las mañanas, en el salón tesorería de Palacio Nacional. | Foto: Cuartoscuro
El presidente adelantó que iniciará su informe hablando de la corrupción

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que su gobierno no se ha podido acabar con "el bandidaje oficial", y adelantó que en su Segundo Informe de Gobierno, que presentará mañana, iniciará hablando de corrupción.

"Es tan importante acabar con la corrupción que les adelanto, y no lo voy a ir a escribir ahora porque ya tengo la primera versión, ya tengo el borrador, el primer párrafo del informe de mañana es sobre la corrupción.

Desde luego, no hay corrupción arriba, se los puedo garantizar, pero no hemos podido acabar -y así lo digo- con el bandidaje oficial. Arriba, miren, ya puedo sacar mi pañuelito blanco, pero no terminamos de limpiar, estamos limpiando de arriba para abajo".

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario aseguró que antes el gobierno federal "estaba podrido" porque, indicó, en todo había corrupción.

"En los contratos de obras, en las compras, en los sobreprecios, en los lujos, en todo y yo creo que esa es la tarea principal, acabar con la corrupción. Por lo que a nosotros nos corresponde estoy seguro que se va a erradicar por completo, pero queremos que el ejemplo llegue a estados y a municipios, y esto se logra si se da el ejemplo arriba. Si el presidente es corrupto, todos van a tener ese mal ejemplo; si el presidente es honesto, es distinto porque, repito, la corrupción no se da de abajo hacia arriba, se fomenta de arriba para abajo.

"Entonces, en los gobiernos estatales tiene que también acabarse la corrupción, en los gobiernos municipales, pero lo más importante es que se cuente con el apoyo de la gente en el combate a la corrupción, que la gente no deje pasar nada y yo creo que en eso vamos a avanzar", agregó.