Consejo General del INE / Foto: Especial
El presidente del organismo, Gustavo de Hoyos, dijo que la restricción presupuestaria amenaza el cumplimiento del mandato de dichas instituciones

Es indispensable que la democracia vaya acompañada del fortalecimiento de instituciones que preserven criterios técnicos, por lo que recortes presupuestales al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (inegi) o el Instituto Nacional Electoral (INE) amenazan la democracia y autonomía, afirmó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En su comentario semanal, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, aseguró que la política pública que se pretenda implementar en todo el país no puede hacerse por ocurrencias, si no con análisis reales y detalles técnicos necesarios para un mejor resultado.

“Ante la amenaza latente de una regresión en la democracia, por la vía de la degradación de la eficacia de las institucionales autónomas, la Coparmex respaldada la salvaguarda de la autonomía del Inegi y el INE, a través de la suficiencia de sus recursos para que cumplan con su mandato constitucional”, aseveró. 

Expuso que desde la Coparmex tienen la convicción de que la vigencia de los principios de autonomía e independencia en instituciones fundamentales del Estado, como las mencionadas no deben ser amenazados o puestos en entredicho. 

“Rechazamos que a través de restricciones presupuestarias, se amenace la operación efectiva de las instituciones autónomas y el cumplimiento de su mandato. Desafortunadamente hoy la autonomía pudiera estar sujeta a un riesgo evidente debido a recortes en su financiamiento”, aseguró De Hoyos Walther. 

Resaltó que los recursos suficientes tanto del INE como del Inegi, así como de otras entidades autónomas del Estado, “deben estar plenamente garantizados pues de ello depende que México madure democráticamente”. 

“En Coparmex creemos que la política pública no puede hacerse con base en ocurrencias, sino que debe formularse con datos sólidos que la sustenten. Es preocupante que el gobierno y las mayorías en el congreso de la unión, no puedan visualizar que cualquier ahorro en obtención de datos se verá traducido en una pérdida en eficiencia”, afirmó.