Archivo
De acuerdo con información reportada, la autoridad mexicana tendría previsto una segunda etapa para complementar la capacidad de la refinería

Aun cuando el gobierno de México tendría entre sus planes construir en dos distintas fases la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, con una capacidad de 170 mil barriles diarios en la etapa inicial, el reto será terminarlo a tiempo, porque regularmente no toman menos de cinco años, de acuerdo con el reporte de Global Data.

La firma aseguró que, de acuerdo con información reportada, la autoridad mexicana tendría previsto una segunda etapa para complementar la capacidad de la refinería, pero "aunque está planeado, no necesariamente se ejecutará durante esta administración".

"La refinería de Dos Bocas será un reto a la inversión incluso con la capacidad reducida que se consideró, porque ya no se planearía construirla de 340 mil barriles diarios, sino que serían dos fases de 170 mil", dijo el analista de Global Data, Adrian Lara.

Aunque de manera oficial aún no se habla de reducir la capacidad de procesamiento de la refinería, "no sería sorpresa" que lo hagan después de que las tres firmas a las que invitó el gobierno a participar en la licitación para su construcción estimaron que costaría hasta 12 mil millones de dólares y que se terminaría en 2023 o 2025.

La propuesta de las tres empresas dejó en claro que no se puede construir una refinería con 8 mil millones de dólares en tres años.

De acuerdo con datos de 2008 al 2018, iniciaron su construcción o se edificaron 10 refinerías. La que menos tiempo tomó fue la Qingdao, China, con 301 mil barriles diarios de capacidad y un precio de mil 790 millones de dólares. La que más duración tuvo fue la de Aliaga, Turquía, con nueve años y un costo de 6 mil 300 millones de dólares.