Fuga. Por la ciudad se han llegado a ver borbotones de agua, o pequeños riachuelos corriendo. / ARCHIVO
El mal estado de tuberías afecta el uso eficiente del líquido

De acuerdo con la última información que presentó el Programa de Indicadores de Gestión de Organismos Operadores del Agua, en Saltillo se sigue desperdiciando el 40 por ciento del agua que se administra.

El cálculo realizado por la contraloría gubernamental está soportado en medir la eficiencia física del agua administrada por los sistemas de agua, y en su caso, la paramunicipal Aguas de Saltillo.

En el informe al cierre del 2017, se muestra que la eficiencia física del agua de Saltillo es de 59.51 por ciento, tomando en cuenta una fórmula que mide el volumen de agua consumida, contra el volumen de agua anual producido.

Dentro de los datos presentados por el PIGOO, también se detalla que durante el 2016 la eficiencia física fue del 55.64 por ciento, es decir que el 44 por ciento del agua producida y extraída de los mantos que le corresponden a Saltillo, no fueron entregados a la ciudadanía.

NO HA HABIDO MEJORAS

El representante de la organización Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo, Rodolfo Garza Gutiérrez, afirmó que cuando llegó la empresa catalana a operar el agua de Saltillo, ya se desperdiciaba entre el 43 y el 44 por ciento del líquido vital en fugas; es decir, que a 17 años la problemática ha prevalecido.

Pérdida. En algunas casas usuarios ven sus tinacos desbordados y no los reparan... y el agua corre. / ARCHIVO

En ese sentido, Rodolfo Garza Gutiérrez manifestó su preocupación frente a que la situación no ha sido solventada, aún y cuando los mantos acuíferos están sufriendo una sobreexplotación, poniendo como ejemplo el de Saltillo Sur, Saltillo Ramos, Derramadero y Arteaga, todo frente a una dinámica de crecimiento acelerada en la ciudad.

“Arreglar la problemática genera un costo muy alto y ellos vinieron a hacer dinero”, expresa el activista. No es entendible que la empresa no haya hecho ningún esfuerzo por corregir esto, cuando además nos estamos quedando sin agua”, señaló.

Y HAY MENOS EMPLEADOS

Pese a la situación, la última actualización del PIGOO, mostró que de un año a otro la paramunicipal Aguas de Saltillo también ha disminuido el número de empleados

En ese sentido, puntualizó Garza Gutiérrez que es lamentable, que aún con la situación de las fugas, el promedio de empleados dedicados al control de fugas es de 16.17 por cada mil tomas, lo que es considerado por el PIGOO como bueno, al igual que como califica la eficiencia física de la administración del agua.