Especial
Actualmente las entidades que las reciben no tienen la obligación de cumplir con lo que ahí se estipula.

Las dependencias que reciban resoluciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como de sus símiles estatales, tendrán la obligación de acatarlas, o de lo contrario serán sancionadas.

Según el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, entregado el día de ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión, "se buscarán reformas que permitan dotar de obligatoriedad legal, con sanción en caso de incumplimiento grave, a las resoluciones que emitan las comisiones estatales y nacionales de Derechos Humanos".

Un ejemplo de las resoluciones emitidas por estos órganos autónomos son las recomendaciones, documentos donde la CNDH y las comisiones estatales solicita a gobiernos y dependencias procurar los derechos humanos de víctimas, directas o indirectas, de cualquier delito o anomalía.

Sin embargo, actualmente las recomendaciones emitidas por las comisiones de derechos humanos no son vinculatorias, es decir, las entidades que las reciben no tienen la obligación de cumplir con lo que ahí se estipula.

Durante el 2019 la CNDH ha emitido 16 recomendaciones a instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de MarinaPetróleos Mexicanos, los gobiernos de Chiapas, Veracruz, Tabasco y Jalisco.

Estas recomendaciones se han emitido principalmente por casos de violaciones de derechos humanos ligadas a negligencias médicas, uso excesivo de la fuerza en operaciones de seguridad, casos de humillación y discriminación.

CNDH también participará en amnistía a delincuentes
Otra de las tareas que tendrá la CNDH, según el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, será la observancia del proceso de indulto o amnistía que puedan obtener las personas acusadas o sentenciadas por cometer delitos.

Esta es una de las acciones que se realizarán para emprender la construcción de la paz en México, según el documento del presidente, además de crear un Consejo para la Construcción de la Paz, promover el desarme y la entrega de los infractores de la ley.

En todos estos procesos serán invitados representantes de la CNDH y de la Organización de las Naciones Unidas.