Foto: Especial
El temor de los transportistas de Durango es que los van a obligar a modernizarse, cuando actualmente el 90 por ciento de ellos incumple con la antigüedad de los vehículos y esto les implicaría invertir una cantidad importante de dinero

Torreón, Coahuila.– Las cámaras empresariales integrantes del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP), acordaron respaldar las propuestas de los gobiernos de Coahuila y Durango, tanto por lo que se refiere al Metrobús como a la instalación de una planta potabilizadora de agua en el lecho del río Nazas.

El presidente del organismo, Roberto Barrios Cázares, informó que por lo que se refiere al sistema de transporte rápido o BRT, es un proyecto integral que sin la parte de Durango no estaría completo, de lo contrario quedaría trunco y provocaría inconvenientes para los laguneros.

El que La Laguna de Durango se quede sin Metrobús, implicaría que las personas de Lerdo y Gómez Palacio que viajan hacia Torreón, tuvieran que bajar a la entrada a esta ciudad y trasladarse a en otro medio de transporte a su destino, lo que implicaría dos pasajes.

El temor de los transportistas de Durango es que los van a obligar a modernizarse, cuando actualmente el 90 por ciento de ellos incumple con la antigüedad de los vehículos y esto les implicaría invertir una cantidad importante de dinero.

La operación del Metrobús dijo que tiene que ser concesionado, como en el caso de La Laguna de Coahuila en donde se concesionaron las estaciones de servicio y se les va a dar preferencia a los transportistas que tienen su concesión para que ellos lleven a cabo la inversión.

Los empresarios coincidieron en la necesidad de llevar a cabo un proyecto para potabilizar unos 900 millones de metros cúbicos de agua al año, en una planta que se ubicaría en los límites de Coahuila y Durango.

Ello traería muchos beneficios como el no consumir agua con altos contenidos de arsénico, ni se necesitarían filtros, además de que el consumo eléctrico bajaría de manera sustancial.