ESPECIAL
Durante las preguntas, los congresistas cuestionaron a los líderes de las principales empresas tecnológicas de prácticas desleales hacia compañías más pequeñas

ESTADOS UNIDOS.- ”Los padres fundadores (de Estados Unidos) no se inclinaron ante un rey ni nosotros deberíamos inclinarnos ante los emperadores de la economía en internet”.

Los cuatro “emperadores”, los pesos pesados de la tecnología de EU, comparecieron por primera vez juntos ayer -de forma virtual- para rendir cuentas sobre su enorme poder ante al Congreso.

Los directivos de Alphabet (Google), Amazon, Apple y Facebook (Sundar Pichai, Jeff Bezos, Tim Cook y Mark Zuckerberg) protagonizaron una esperada audiencia ante el Comité de Seguridad de la Cámara de Representares.

Los miembros del comité que los interrogaron sobre el creciente poder de sus empresas y su influencia en el panorama político, económico y cultural mundial.

Durante la apertura de la sesión, el presidente del comité, David Cicilline, cuestionó duramente el poder de las grandes tecnológicas, a la que señaló de prácticas monopólicas y de convertirse en corporaciones privadas que controlan la economía o la democracia.

“Como guardianes de la economía digital, estas plataformas disfrutan del poder de elegir ganadores y perdedores para sacudir a las pequeñas empresas y enriquecerse mientras ahogan a la competencia”, dijo.

Durante las preguntas, los congresistas cuestionaron a los líderes de las principales empresas tecnológicas de prácticas desleales hacia compañías más pequeñas, pero también sobre asuntos más complicados de la política estadounidense y global.

Aunque los principales ejecutivos de las grandes cuatro compañías de tecnología del mundo estuvieron testificando ante el Comité Judicial desde la distancia fueron parte de una tormenta política.

El propósito declarado de la audiencia era abordar si las leyes antimonopolio existentes proporcionan una regulación suficiente a los Goliat de tecnología transnacional.