Registro. La cámara grabó todo el robo, el video se presentó como prueba. JUAN FRANCISCO VALDÉS
En él venían los nombres de familiares del dueño del teléfono. La marcó varios y todos los que le contestaron le respondieron con el nombre de Omar

Un ladrón se llevó dinero y el estéreo de un auto estacionado, pero se le olvidó su teléfono celular. Ahora el aparato quedó en manos de la Fiscalía General del Estado, (FGE) y ya se comunicaron con sus familiares, los cuales proporcionaron datos de su localización.

Como pruebas se cuenta con un video que registra cuando el solitario delincuente llega a la calle Diamante en la colonia San José Oriente.

Frente al domicilio marcado con el 202, se encontraba estacionado un auto Seat Ibiza, color blanco.

El delincuente abrió la puerta con toda tranquilidad y se aprecia cuando sube y se da tiempo para sustraer objetos.

Dicho aparato fue entregado a las autoridades cuando el afectado compareció a interponer denuncia formal.

Lo que nunca imaginó es que la vivienda cuenta con dos cámaras de seguridad, que registraron cuando llegaron los cómplices del ladrón en otro vehículo y se detuvieron para ayudarlo a subir.

El afectado, por seguridad no quiso salir y esperó a que se retiren los delincuentes para enseguida averiguar lo que le hacía falta.

Fue entonces que en el asiento encontró un teléfono celular y una bolsa varias cosas, entre ellas varias llaves.

Revisó el celular y en él venían los nombres de familiares del dueño del teléfono. La marcó varios y todos los que le contestaron le respondieron con el nombre de Omar.

Dicho aparato fue entregado a las autoridades cuando el afectado compareció a interponer denuncia formal.