Destruyen. Los delincuentes volcaron el auto que robaron, no les duró nada. | Foto: JUAN FRANCISCO VALDÉS
El accidente ocurrió en el ejido Rincón de los Pastores

A los delincuentes poco les duró haber robado un auto estacionado de un centro comercial, porque terminaron volcando a la profundidad de un arroyo. 

El vehículo robado fue un Ford Fiesta, modelo 2005, con placas FNS-2522 color guindo.

Según informes de la Policía Preventiva Municipal, el robo se registró el lunes 15 de abril, en el estacionamiento del centro comercial de periférico Luis Echeverría Álvarez y Carlos Salazar, en la colonia Landín.

Las autoridades presumen que los ladrones circulaban a exceso de velocidad sobre las angostas brechas del camino a General Cepeda, cuando sucedió el percance.

Por la velocidad excesiva, el auto se salió del camino y acabó en el arroyo, aunque en posición normal.

Se solicitó el servicio de una grúa para extraer el vehículo completamente dañado y fue llevado a un corralón de la Fiscalía General del Estado, a la espera de que los propietarios acudan a reclamarlo.