TRANCAZO. Le llegó el momento de perder a Ronda y Holly Holm, de Albuquerque, fue la encargada de bajarla de su nube. Foto: AP
“Ronda ya había perdido, lo hizo en los Juegos Olímpicos”, señaló Dolce, su entrenador
Quiero dar las gracias por su apoyo y amor. Agradezco la preocupación por mi estado de salud”
Ronda Rousey, ex campeona de UFC

MÉXICO.- Después de ser sorprendida por Holly Holm en el UFC 193, en lo que es considerada una de los reveses más inesperados en la historia del deporte, Ronda Rousey usó Instagram para hablar por primera vez tras ser hospitalizada al perder por primera vez en su carrera. 

Rousey, una ex competidora olímpica de judo, no había perdido en 12 combates de 12 antes de toparse con Holm. Un triunfo el sábado habría sido su séptima defensa exitosa. En lugar de eso, Holm, una ex boxeadora de 34 años de edad, le arrebató el título. 

Después de la derrota, Rousey no se presentó a la conferencia de prensa y fue llevada al hospital como medida de precaución. Recibió atención por cortes en el rostro y cirugía plástica en el labio. 

“Solo quiero dar las gracias a todo el mundo por su apoyo y amor”, dijo Rousey. “Agradezco la preocupación por mi estado de salud, pero estoy bien”. 

“Como he dicho antes, me voy a tomar un poco de tiempo, pero estaré de vuelta”, afirmó. 

Su entrenador, Mick Dolce, cree lo mismo y piensa que se recuperará tras la derrota. 

“Ronda ya había perdido, lo hizo en los Juegos Olímpicos”, señaló Dolce.

 “Esa fue una gran prueba para ella y miren de la forma en que volvió. Se convirtió en una campeona del mundo”. 

Rousey se colgó una medalla de bronce en judo en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y logró un subcampeonato mundial en Río de Janeiro, un año antes. 

Dolce también informó que se le practicaron pruebas a Rousey, para saber si se había conmocionado, y éstas salieron negativas.