En tanto, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, afirmó que los 10 gobernadores solo hacen “grilla” contra el presidente López Obrador, pero sostuvo que la coalición PES, Morena y PT defenderá al Ejecutivo.
Vamos a defender a muerte al Presidente”
Cuauhtémoc Blanco

CDMX.- La salida de 10 integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) provocó un choque de posiciones entre mandatarios locales. Mientras algunos minimizaron el rompimiento de los integrantes de la Alianza Federalista, otros los descalificaron y algunos más los llamaron a reconsiderar, a fin de mantener la unidad en medio de las crisis que enfrenta el país.

Este martes, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien el lunes anunció la salida de los diez mandatarios de la Conago, aseguró que, sin el ánimo de confrontar o romper, la Alianza Federalista seguirá expresando con toda claridad su postura.

Advirtió que si este grupo de mandatarios locales no es escuchado por el gobierno federal, recurrirá a las vías legales, “que han sido poco utilizadas en la relación de las entidades  con el gobierno central y que están en la Constitución para plantear diferendos, divergencias, reclamos, demandas”, dijo. Adelantó que buscarán diálogo directo con el Congreso y sus bancadas.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, calificó de “peñistas” a los 10 mandatarios que abandonaron la conferencia. Aseguró que la decisión de sus homólogos tiene un interés electoral y de cálculo político, con miras a los comicios de 2024.

A su vez, el mandatario  de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, aseguró que con la salida de los 10 mandatarios estatales “no pasa nada”, sobre todo porque siete de ellos  dejan el cargo en 2021 y Morena se perfila para ganar en esas entidades. 

“Vamos a defender a muerte al Presidente”, expresó Blanco Bravo y precisó que PAN y PRI tuvieron sus oportunidades en el gobierno.