Investigación. La egresada del ITESM campus Monterrey realiza su Post Doctoral Research en la Universidad de Harvard, en Boston, desde hace dos años. / Cortesía
En su tercer año en la prestigiosa Universidad, obtiene nuevos datos para combatir esta enfermedad provocada por el VPH
Es un tipo de cáncer donde aún no hay avances para detectarlo en su fase inicial, hay que hacerse regularmente estudios para detectar si hay presencia del virus en la sangre...”.
Doctora Armida Lefranc Torres.

Se conocen más de 200 tipos de cáncer que pueden afectar al hombre, por eso es un orgullo que la doctora Armida Lefranc Torres (capitalina por nacimiento pero saltillense por adopción) se encuentre en un equipo de investigación contra esta enfermedad.

Para la doctora de 27 años, quien se encuentra actualmente en la Universidad de Harvard, en Boston, el cáncer orofaríngeo es un padecimiento en crecimiento que, en unos 20 años, será un problema de salud pública.

Egresada del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) del campus Monterrey, Armida se ha enfocado en varios proyectos de investigación, y actualmente realiza su Post Doctoral Research en Boston desde hace dos años.

Pasó por la Université D’Angers en 2011, de donde cuenta: “estuve llevando mis materias y al mismo tiempo estuve yendo a laboratorios donde trabajé con biopartículas para regenerar cartílago y hueso, pero apenas estaba yo entrando en lo que es el mundo de la investigación”.

TODOS PUEDEN
A su regreso a México, en 2012, se enteró del programa de investigación que ofrecían en la prestigiosa universidad estadounidense, por lo que de inmediato comenzó a reunir su papelería para poder ser tomada en cuenta.

“Cuando regresé a México vi la convocatoria para entrar acá en Boston, y apliqué pensando que no me iban a aceptar, mandé toda mi documentación y todo lo que solicitaban para participar en un año de investigación en la Universidad de Harvard”, explicó la doctora.

Antes de aceptar ir a los Estados Unidos, Armida regresó a Francia para hacer una rotación clínica y concluir otro proyecto de investigación, luego trabajó en México con pacientes de Parkinson, en un hospital del Distrito Federal.

En base a su experiencia, ella opina que no hay que tener miedo a buscar las oportunidades, pues hay que atreverse a buscar las cosas ya que en ellos radica el éxito y cumplimentar los objetivos y metas personales.

CRUCIAL INVESTIGACIÓN
Tras su llegada a Boston y un recibimiento cálido por parte de su equipo de colaboradores, Armida se integró de inmediato a las investigaciones sobre el cáncer orofaríngeo provocado por el virus del papiloma humano (VPH).

“Básicamente yo veo a los pacientes que vienen y van a tener cáncer, yo tomo sus muestras, su sangre, y mi trabajo es llevar su historia clínica y cómo van evolucionando para ver si podemos encontrar factores”, relató la doctora.

Explicó que se trata de un cáncer con rápido desarrollo debido a que se contagia de la siguiente manera: una mujer infectada con el VPH lo transmite a su pareja cuando practican el sexo oral, evolucionando el virus en un cáncer en la garganta del hombre.

En sus estudios han detectado que, de una manera que no se pueden explicar, son los hombres caucásicos quienes más probabilidad tienen de desarrollar este padecimiento al llegar a la edad de 45 años.

“El virus lo puedes adquirir 10 años antes de que se manifiesten sus primeros síntomas, tiempo en el que se va gestando el cáncer en la garganta”, explicó Armida, quien alertó a la población a tomar consideraciones sobre la seguridad de sus actos sexuales

Objetivos. La doctora Armida Lefranc Torres dice que no hay que tener miedo a buscar las oportunidades. / Cortesía

ASESINO SILENCIOSO
“Es un tipo de cáncer donde aún no hay avances para detectarlo en su fase inicial, hay que hacerse regularmente estudios para detectar si hay presencia del virus en la sangre, porque normalmente cuando se detecta ya es un cáncer”, explicó la especialista.

Alertó que, debido al creciente libertinaje sexual, la incidencia de personas que dan positivo en esta enfermedad ha ido en aumento en los últimos años, por lo que podría ser uno de los principales tipos de cáncer en menos de 20 años.

Según Armida, son los hombres heterosexuales quienes más riesgo tienen de contraer el VPH, pues es la mujer la principal portadora, además la incidencia aumenta si se trata de alguien con más de cinco parejas sexuales.

Un apunte importante es que el cáncer orofaríngeo, cuando es causado por el VPH, puede ser curado si se detecta a tiempo y el paciente presenta ciertos marcadores que se han descubierto en la investigación, pero si es a consecuencia del consumo de alcohol o del tabaquismo, entonces es incurable.

DIFÍCIL DIAGNÓSTICO
Los síntomas que preceden la aparición de este cáncer también son confusos, “por lo regular empiezan con un ganglio linfático inflamado que no se va, aunque se trate con antibióticos no se va, y crece y crece, entonces van y les hacen una biopsia y a veces sale que tienen células cancerígenas, a veces no, también puede confundirse con una gripe”, explicó la doctora.

Una cirugía para la realización de una biopsia es la que dirá si hay células cancerígenas y puede que el procedimiento conduzca al cáncer primario, el cual se remueve junto a los ganglios linfáticos, para luego dar paso al tratamiento.

Éste consiste en aplicar quimioterapia y radioterapia al mismo tiempo al paciente, algo que lamentablemente, como asegura la doctora, genera muchos efectos secundarios y el paciente lo resiente mucho.

“Después de ello se requiere una rehabilitación constante para poder tragar, poder hablar, poder respirar adecuadamente, etcétera”, cuenta Armida, sin embargo, hay factores específicos, de acuerdo a la investigación, que pueden llevar a que aparezca de nuevo el cáncer tras dos años, esta vez para ser paliativo y conducir a la persona a la muerte.

“Éste tipo de cáncer, si expresa unos marcadores específicos, es muy agresivo, por lo regular aparece y luego lo quitan, le dan quimioterapia y radioterapia y desaparece, pero tiende a regresar en dos años y ya es paliativo, o sea que es incurable y conducirá a la muerte del paciente de forma inevitable”.

La doctora Armida explicó que hay avances significativos en la investigación en la que participa desde Boston, sin embargo sólo la cultura de la prevención es la mayor aliada de los doctores, por lo que invita a la gente sexualmente activa a visitar periódicamente a su médico y ser conscientes para llevar a cabo una sana vida de pareja.