Francisco envió un mensaje a la comunidad saltillense alentado que se sumen a los ensayos que iniciaron la semana pasada en la ciudad. Especial
En entrevista para VANGUARDIA, De la Peña Turner, quien radica en San Diego, California, dijo que días atrás inició con el llenado de un formulario en atención a la convocatoria de la farmacéutica y la Universidad de Oxford

El empresario Francisco de la Peña Turner, se convirtió el pasado martes en el primer saltillense en participar en el ensayo clínico de AstraZeneca para crear una vacuna AZD 1222 contra COVID-19, que tendrá una duración de dos años.

En entrevista para VANGUARDIA, De la Peña Turner, quien radica en San Diego, California, en Estado Unidos, indicó que días atrás inició con el llenado de un formulario en atención a la convocatoria de la farmacéutica y la Universidad de Oxford y finalmente la tarde del martes en una unidad móvil le aplicaron las primera dosis de la vacuna.

Detalló que en una segunda etapa para ser candidato a participar en este ensayo clínico, debía informar en una entrevista si en algún momento fue positivo a COVID, si se había realizado la prueba de anticuerpos o la prueba PCR y cuáles habían sido los resultados, para que finalmente le aplicaran la vacuna la tarde del martes.

“La próxima semana me harán otra aplicación, por lo que estaré en constante monitoreo, a través de una aplicación de internet. En caso de que me enferme o comience a tener síntomas la universidad de San Diego asumirá todos los gastos hospitalarios y clínicos que se requieren”, apuntó.

 

Durante el proceso de aplicación, por espacio de una hora a Francisco de la Peña, le tomaron muestras genéticas de sangre, le aplicaron la vacuna y permanecen en observación para destacar algún efecto secundario.

El proyecto contempla la aplicación de un placebo al 24% de los participantes y al otro 76% la vacuna, de un total de 30 mil participantes a nivel mundial y de los culés en San Diego reunieron a poco más de 3 mil, entre ellos el saltillense.

Asimismo, compartió para VANGUARDIA que su decisión para participar en el estudio es motivada por la esperanza de contribuir a que se descubra una cura efectiva para el Coronavirus.

“En el pasado hubieron vacunas que salvaron la vida contra la rabia, la tuberculosis, tétanos, poliomelitis y también tuvieron que probar con personas, por eso más que poder aportar algo me atreví hacer parte de este ensayo que es histórico para poder aportar de algún modo”, añadió.

Finalmente envió un mensaje a la comunidad saltillense alentado que se sumen a los ensayos que iniciaron la semana pasada en la ciudad, y para que respeten las medidas de sanidad dispuestas por las autoridades.