Oídos sordos. Los llamados de distintas dependencias de Gobierno para extremar precauciones y evitar contagios no tienen eco entre los saltillenses. ALEJANDRO RODRÍGUEZ/FRANCISCO MUÑIZ
Sin medir consecuencias, abarrotan la zona comercial ignorando las recomendaciones del sector salud

Un día después de que la Secretaría de Salud de Coahuila hiciera un llamado a la población para evitar aglomeraciones en esta Navidad y extremar medidas de prevención para evitar el repunte de casos por COVID-19, miles de saltillenses salieron a las calles para compras de última hora previas a la Noche Buena.

Las principales calles del Centro Histórico y las plazas comerciales de Saltillo lucieron repletas, donde se pudo apreciar que no todos portaban cubrebocas y en la mayoría de los casos tampoco se respetó la sana distancia.

Largas filas para ingresar a tiendas departamentales y cajeros, estacionamientos al tope y el tránsito lento fue parte de la “locura” que se vive previo a la Navidad.

Relajamiento. Pese a las casi 4 mil muertes a causa del COVID-19 en Coahuila, la ciudadanía sigue haciendo caso omiso a las recomendaciones de no salir de casa. ALEJANDRO RODRÍGUEZ/FRANCISCO MUÑIZ

“No es tiempo de relajar las medidas preventivas, la población necesita estar consciente de que el salir a la calle, y sobre todo, de salir a fiestas durante estos días representa un peligro para su salud y la de sus seres queridos”, indicó Roberto Bernal Gómez, titular de la Secretaría de Salud en el Estado.

Las palabras Bernal Gómez siguen sin hacer eco; en la ciudad pareciera que no existe una emergencia sanitaria a causa de la pandemia por el coronavirus, pues tal parece que importa más la compra de regalos que la propia salud.

Durante el recorrido hecho por VANGUARDIA, se pudo observar también lagas filas en las paradas del transporte urbano, además de enormes hileras de personas que se confunden entre las que van a un cajero automático y las que se dirigen al interior de un comercio.

“La población tiene que ayudarnos a disminuir los contagios, sobre todo evitando las reuniones y lugares donde no se usen correctamente los cubrebocas, no podemos dejar que el número de ingresos en hospitales se eleve, se ha trabajado mucho en el año para poder ofrecer servicios médicos de calidad a la gente que así lo necesite”, refirió Bernal Gómez.