Foto: Especial
Los rumores del nuevo smartphone apuntan al regreso de Qualcomm como proveedor de componentes, la vuelta de la ranura para tarjetas microSD, informa ABC

El próximo smartphone de la firma surcoreana, Samsung, cuyo nombre ya se ha bautizado como Galaxy S7 siguiendo la tendencia, podría mantener el diseño actual y, como es obvio, mejoraría internamente sus características, con procesadores más potentes.

Una de las novedades, sin embargo, sería el regreso de Qualcomm como proveedor del chip con una versión más actual, el Snapdragon 820. Otra de las novedades que ya se han empezado a comentar es la instalación de un nuevo asistente virtual al estilo de Siri, de Apple.

Una de las previsiones que apuntan medios especializados es la vuelta de la ranura microSD para introducir tarjetas de memoria, lo que permitiría regresar a sus inicios.

Como suele pasar en anteriores ocasiones, al menos en relación a los buques insignia de las principales marcas, se comienzan a difundir diseños sobre el posible producto en cuestión. En uno de esos bocetos, por ejemplo, se deja caer que el botón Inicio es ligeramente más amplio y estrecho.

También, y siguiendo los patrones establecidos por las principales marcas, Samsung volvería a apostar por dos versiones diferenciales en tamaño. Un Galaxy S7, de 5.1 pulgadas, y un Galaxy S7 Plus, en formato phablet que crecería hasta las 6 pulgadas, que sería incluso ligeramente más grande que el Galaxy Note 5 (5.7 pulgadas).

Aún hay más, puesto que otros medios consideran que la firma surcoreana ofrecerá hasta cuatro versiones distintas, Galaxy S7, Galaxy S7 Edge, Galaxy S7 Edge Plus y Galaxy S7 Plus.