Varios alumnos están siendo investigados debido a que a cambio de recibir dinero señalaron al profesor Samuel Paty, al yihadista que lo decapitó Abdouallakh Anzorov junto a la escuela en la que trabajaba en la localidad de Conflans Sainte Honorine, Francia.

Los investigadores creen que varios alumnos señalaron a cambio de dinero al profesor Samuel Paty, asesinado el pasado viernes junto a la escuela en la que trabajaba en la región de París, al yihadista que lo decapitó.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, indicó este martes que "hay elementos que dejan pensar eso", horas después de que se confirmara que también habían sido detenidos cuatro estudiantes y que un quinto quedó rápidamente en libertad sin cargos, por las sospechas de su implicación en el desarrollo del atentado.

En una entrevista al canal "BFMTV", Blanquer subrayó que si se verifica esa versión "sería de una extrema gravedad" y vendría a demostrar "la penetración entre los más jóvenes de una cierta visión del mundo", la del "islamismo fundamentalista", a través de las redes sociales y de ciertos organismos.

Abdouallakh Anzorov, el joven asesino de 18 años de origen checheno que tenía el estatuto de refugiado en Francia como otros miembros de su familia, llegó el viernes desde Evreux, donde vivía, a la localidad de Conflans Sainte Honorine, donde se produjeron los hechos, sin conocer personalmente a Paty.

Los primeros elementos apuntan a que se había informado, a través de mensajes colgados en las redes sociales, de la polémica que habían generado algunos padres de alumnos del colegio después de que el profesor hubiera mostrado en una clase sobre la libertad de expresión las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma.

En particular el padre de una alumna -que había sido excluida previamente por razones de comportamiento- que colgó un vídeo acusatorio y lanzó una campaña contra el enseñante, con la que decía pretender que fuera sancionado.

El ministro de Educación insistió en que "nunca" se contempló ninguna sanción, una tesis que deriva "del padre que está en el origen del asesinato". Por el contrario, los responsables educativos "ofrecieron su apoyo del comienzo al final" a Paty, que presentó una denuncia por difamación.

Blanquer avanzó que, en el homenaje nacional que este miércoles se le rendirá al profesor de historia en la Universidad de la Sorbona, será condecorado a título póstumo con la Legión de Honor, la mayor distinción oficial en Francia, y será nombrado Comandante de las Palmas Académicas.

El próximo 2 de noviembre, a la vuelta de las vacaciones escolares de otoño, en todas las escuelas de Francia se guardará un minuto de silencio en recuerdo de Paty y los alumnos que no lo respeten serán sancionados, para evitar que se repitan comportamientos del pasado por otros atentados yihadistas.

Además, el Ministerio prepara una "secuencia educativa" en el que profesores, pero también abogados o periodistas hablarán del laicismo, de la libertad de expresión o del respeto a los enseñantes. Blanquer habló de una "contraofensiva de la República".

Por otro lado, esta mañana la ministra encargada de la Ciudadanía, Marlène Schiappa, recibe a los dirigentes en Francia de diferentes redes sociales y plataformas (como Twitter, Facebook o Snapchat) para abordar la cuestión de la lucha contra la propagación del integrismo islámico. 

* Marchan en Francia para honrar a Samuel Paty

 

Organizadores y participantes de alistaban para asistir a una marcha cerca de París el martes por la noche en homenaje al profesor de historia que fue decapitado la semana pasada. La policía francesa dijo que 16 personas permanecen detenidas como parte de la investigación del ataque.

Los organizadores, funcionarios electos locales, maestros y asociaciones de padres de familia, pidieron a las personas que vistan de blanco para la marcha que inicia a las 6:30 de la tarde (1630 GMT) en Conflans-Sainte-Honorine, al noroeste de París, cerca de la escuela secundaria donde Samuel Paty daba clases.

El maestro fue decapitado el viernes por un refugiado checheno de 18 años nacido en Moscú, quien luego murió baleado por la policía. En el celular del sospechoso se encontró un mensaje asumiendo la responsabilidad del crimen y una fotografía de la víctima, afirmó el fiscal. El maestro mostró caricaturas del profeta musulmán Mahoma en su clase, por lo que recibió amenazas.

Los legisladores de Francia también realizarán una ceremonia y un minuto de silencio el martes en la Asamblea Nacional.

Un funcionario judicial francés dijo que 16 personas, incluidos familiares del atacante, estaban bajo custodia policial el martes. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a revelar información sobre una investigación en curso. Las autoridades judiciales investigan un presunto motivo terrorista en el asesinato.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, anunció el cierre de una mezquita que publicó un mensaje en las redes sociales denunciando al profesor por mostrar las caricaturas.

* Con información de la Agencia The Associated Press (AP)