Foto: AP
El presidente Trump y su esposa Melania fueron los anfitriones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió ayer la puerta a alcanzar “acuerdos pequeños” con Corea del Norte, que no necesariamente tengan que ver con la desnuclearización, pero se mantuvo firme en su negativa a hacer concesiones económicas a Pionyang a pesar de las preocupaciones de Seúl sobre el diálogo.

Al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in, Trump se mostró optimista sobre el proceso de distensión, pese al fracaso de su segunda cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, celebrada a finales de febrero en Hanói.

“Podría haber una tercera cumbre” con Kim, aseguró Trump, que tampoco descartó un futuro encuentro trilateral entre ambos y Moon.

“Pero este proceso va paso a paso. No va a ir rápido. Si va rápido, no será el acuerdo adecuado”, añadió.

Moon viajó a EU para impulsar el estancado proceso de distensión con Corea del Norte y, según informaciones de prensa, quería convencer a Trump de abrirse a un levantamiento gradual de sanciones a Pionyang.