Caso. El entrenador presuntamente aprovechaba las bodegas del INEDEC para cometer los delitos sexuales contra las menores.
Un expreparador deportivo afirma que desde 1996 detectó que el acusado de abuso sexual, tenía una conducta irregular con sus atletas, les daba masajes a las niñas mientras que los demás compañeros, buscaban a una masajista mujer que lo hiciera
En el caso del entrenador Martín ‘N’ les daba masajes” (...) se la pasaba abrazando a algunas (...) desde hace muchos años lo reportamos a la dirección del INEDEC, pero nadie hizo nada nunca”
Exentrenador del INEDEC

Ante las recurrentes situaciones “extrañas” del entrenador del Instituto Estatal del Deporte, Martín “N”, con sus atletas, un expreparador deportivo aseguró que se habían tardado en acusarlo de delitos sexuales.

“No me sorprendió nada, ya se habían tardado”, señaló en entrevista el exentrenador, quien por su seguridad, permanece en el anonimato.

De acuerdo con su versión, desde 1996 viajaron juntos a competencias regionales y nacionales en las que detectó situaciones irregulares entre el acusado de abuso sexual y sus atletas, quienes eran niñas de 11 años que iniciaban su carrera con él.

 

“Se encerraban en las habitaciones, porque él (Martín) les daba masajes, Coahuila nunca ha tenido masajistas, pero lo que hacíamos todos, es que les buscábamos a las niñas de nuestros equipos a masajistas mujeres de otros estados, pero él no, Martín les daba masajes a cada una”, reveló.

‘SIEMPRE HUBO RUMORES’

El exentrenador del Inedec señaló que siempre hubo rumores y señalamientos de otros equipos, tanto locales como nacionales, por la forma “tan cariñosa” en que el ahora sospechoso se relacionaba con sus atletas.

 

“Cuando tú lo veías con su equipo todos se saludaban de abrazo y beso, lo veíamos normal, pero luego él (Martín) se la pasaba abrazando a algunas, de repente los jóvenes empezaban con rumores y desde hace muchos años lo reportamos a la dirección del INEDEC, pero nadie hizo nada nunca”, recordó.

Después de la denuncias interpuestas por tres víctimas, de acuerdo con el exentrenador, ahora los padres de familia dudan en dejar a sus hijos en los entrenamientos.

Finalmente, aseguró que el INEDEC debe actuar a la altura de la situación y hacer una investigación a fondo para garantizar que no existan más casos, y que se conformara un verdadero código de ética para todos los entrenadores.