ESPECIAL
La Región Norte es la que mantiene la menor tasa de pérdida con 4.63%, según los propios datos del IMSS

Los efectos económicos por la pandemia del COVID-19 siguen costando empleos, en junio se destruyeron 83 mil 311 plazas. Con esto, en cuatro meses se han perdido un millón 114 mil empleos, una cifra similar a los que se generaron en los 27 meses previos, según información del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Ayer, la institución dio a conocer el reporte a junio, el cual estuvo en sintonía con lo señalado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 28 de junio cuando afirmó que se perderían 82 mil empleos durante el mes mencionado.

Como parte de los efectos económicos por la pandemia de COVID-19, junio fue el cuarto mes consecutivo con una reducción en las plazas registrados ante el IMSS. Febrero cerró con 20 millones 613 mil 536 plazas registrados, mientras que en junio se contabilizaron 19 millones 499 mil 859 empleos.

La región en donde más ha golpeado esta situación es en la región Sureste, en donde se ha perdido 8.18% de los empleos durante los últimos cuatro meses. La Región Norte es la que mantiene la menor tasa de pérdida con 4.63%, según los propios datos del IMSS.

En estos cuatro meses de pandemia, se ha perdido un millón 113 mil 677, equivalentes a 5.4 por ciento de las plazas laborales. En la crisis económica entre octubre de 2008 y mayo de 2009, se perdieron 696 mil 438 empleos, lo que representó el 4.8% del personal asegurado.

En cuanto a patrones registrados, durante junio hubo un aumento de 2 mil 823 en comparación con mayo. No obstante, este indicador se mantiene por debajo de los que se tenían registrados en febrero.