Temen que se registren saqueos en centros comerciales y tiendas de conveniencia | Foto: Especial
Autoridades estatales prepararon un plan de seguridad

Monterrey, Nuevo León.- Ante la posibilidad de una crisis por el COVID-19,  que incluso podría ocasionar desabasto y saqueos, el gobierno de Nuevo León ya preparó un plan de seguridad que es una segunda fase que entraría en vigencia cuando ya no haya gente en las calles.

Así lo dio a conocer, el  Secretario General de Gobierno, Manuel González, este jueves.

“La segunda fase es sumamente importante”, reveló el funcionario estatal al tiempo que acotó que  esta etapa está lista, sin embargo todavía no entra en vigor.

Anticipó que se tendrán vigilados los accesos de alimentos y todos los productos del área farmacéutica así como las empresas proveedoras de agua.

El funcionario estatal dijo que no hay fecha para que esta segunda fase sea puesta en vigencia “y ojalá que nunca llegue”.

“Será en el momento en que no habrá ciudadanos en la calle”, reveló.

Comentó que la determinación de la medida será por parte de las autoridades de salud.

“Esta fase tendrá un incremento de patrullaje sino tenemos gente en la calles, en el transporte, en el Metro, llevaremos patrullajes muy dirigidos a los centros de abastecimiento”, expuso.

Comentó que en el área metropolitana hay 120 centros de almacenamiento.

Nuevo León registra, según el informe de la Secretaría de Salud estatal, 125 casos de COVID-19.

El Secretario de Salud en el estado, Manuel de la O Cavazos comentó que ha aumentado la transmisión local ya que se registran seis casos por este tipo de contagio en la entidad.

Aracely Chantaka

Columna: Merodeando