Vigilancia. Personal del Ayuntamiento, acompañado de la Guardia Nacional, inspecciona que se cumpla con medidas de prevención. HÉCTOR GARCÍA
Ayer se puso en marcha la primera etapa del plan de reactivación económica para la Región Sureste del Estado, con lo que volvieron a abrir sus puertas negocios que estuvieron cerrados durante las últimas semanas

El tráfico vehicular y las aglomeraciones en puntos comerciales regresaron ayer a Saltillo con la reactivación económica, que implicó la reapertura de negocios no esenciales que estuvieron cerrados durante semanas y la reanudación de operaciones en centros de trabajo.

Ayer se puso en marcha la primera etapa del plan de reactivación económica para la Región Sureste del Estado, con lo que volvieron a abrir sus puertas negocios que estuvieron cerrados durante las últimas semanas por ser considerados como no esenciales dentro de la contingencia originada por el COVID-19.

En Saltillo, reanudaron operaciones restaurantes, hoteles, comercio en todas sus modalidades y giros, así como clubes deportivos y recreativos privados, mientras que este martes también abrirán los mercados al aire libre.

Bajo el sol. Grupo de mujeres hizo fila en tiendas de telas. HÉCTOR GARCÍA

Lo anterior ocasionó un incremento en la afluencia de personas en la ciudad, tanto en la modalidad vehicular como en los peatones en diferentes puntos comerciales de la ciudad, en medio de la contingencia por el COVID-19.

En el Centro Histórico de Saltillo, donde reabrieron comercios que estuvieron cerrados hasta dos meses por la contingencia, se volvieron a registrar aglomeraciones en establecimientos, como ocurría antes de que iniciara la contingencia en la ciudad.

Además de ello, también ayer fue el regreso a diferentes centros de trabajo que reanudaron operaciones, lo que también abonó al incremento de tráfico en diferentes puntos.

Durante el recorrido, se pudo constatar que varios comercios fueron “aniquilados” por la cuarentena, pues los locales que ocupaban lucen vacios, tal es el caso de la tienda ubicada en Morelos y Victoria y uno más en Mina y Victoria, entre muchos otros. Lo mismo ocurrió en la zona comercial del bulevar Pedro Figueroa, donde un sinnúmero de locales están en renta pues fueron abandonados por los comerciantes que operaban en esos lugares.

Obligatorio. Los locales comerciales cumplen con tomar la temperatura a los clientes. HÉCTOR GARCÍA

OLVIDAN PROTOCOLO

Algunos negocios de Saltillo reabrieron sus puertas pese a no cumplir con las medidas de control sanitario que establecieron autoridades estatales para evitar contagios de COVID-19, con lo que corren el riesgo de ser clausurados por el Municipio.

En un recorrido por calles del Centro Histórico, durante el primer día de la puesta en marcha del plan de reactivación económica en la Región Sureste del Estado, se detectaron establecimientos que no adecuaron sus espacios a las medidas de sana distancia, toma de temperatura y limpieza del inmueble, que exigen las autoridades para permitir la operación.

Sobre la calle de Manuel Pérez Treviño, se detectaron por lo menos cinco comercios de diversos giros que no cumplieron con las medidas de control sanitario, como el hecho de no contar con un filtro en la entrada del establecimiento.

Otros sí cuentan con el filtro sanitario con un dispensador de gel desinfectante, pero no cuentan con un termómetro de detección rápida de temperatura corporal y además en algunos casos se detectó que los inmuebles estaban ocupados por encima del 25 por ciento del aforo permitido.

 

Entérese

El Subcomité Técnico Regional COVID-19 Sureste, llegó a los siguientes acuerdos:

Se mantienen los filtros sanitarios en accesos y calles de Saltillo, en los que se supervisa el uso del cubrebocas. Seguirán las sanciones a quien reincida en omitir esta disposición.

Se vigila la ocupación de autos particulares y de alquiler, en los cuales deben ir el chofer y tres acompañantes como máximo.

El comercio organizado no esencial solo abrirá de lunes a viernes, en horario de 09:00 a 17:00 horas. Esta medida aplica también para los mercados al aire libre.

Alejandro Montenegro

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, con una especialidad en Periodismo y participación en múltiples cursos, talleres y estancias profesionales en México y en Estados Unidos. Reportero desde el 2012, con experiencia de cobertura en temas relacionados al ámbito legislativo de Coahuila, migración, trabajo, campo, entre otros