El Gobierno convoca un Consejo de Ministros para esta tarde. El Senado da libre al 155
Foto: Tomada de Internet

El pleno del Senado ha autorizado al Gobierno, por votos a 214 favor, 47 contra y una abstención, a aplicar el artículo 155 de la Constitución para reinstaurar la legalidad constitucional en Cataluña, apenas media horas después de que el Parlament haya aprobado este viernes tras una votación en secreto la propuesta de Junts Pel Sí y la CUP para iniciar un proceso constituyente para proclamar la república (70 síes y 10 noes, de 135 diputados).

El secretario general y el letrado mayor han advertido de que puede estar afectada de ilegalidad, concretamente, la presidenta del Parlamento,

Carme Forcadell, ha añadido que les han hecho una advertencia de que "puede verse afectada por el Tribunal Constitucional".

Populares, socialistas y Ciudadanos han abandonado el pleno. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido tranquilidad a todos los españoles.

"El Estado de derecho restaurará la legalidad en Cataluña", ha tuiteado tras conocerse que la propuesta había salido adelante.

Miles de personas convocadas por las asociaciones soberanistas siguen el desarrollo del pleno en los alrededores del Parlamento.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el pleno extraordinario del Senado convocado para aprobar las propuestas planteadas por el Gobierno para actuar contra la Generalitat de Cataluña al amparo del artículo 155. Foto: EFE

* Rajoy pide al Senado la intervención en Cataluña:"No hay alternativa”

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, pidió hoy al Senado luz verde para poner en marcha las medidas adoptadas para frenar los planes independentistas de las autoridades de Cataluña, entre ellas la destitución del Gobierno de la región.

"No hay alternativa. Lo único que se puede, y además se debe hacer, es acudir a la ley precisamente para hacer cumplir la ley", dijo el mandatario al inicio de la sesión en la Cámara alta española.

Allí recordó que el artículo 155 de la Constitución española, hasta ahora inédito en el país y activado por el Ejecutivo central para actuar frente al desafío independentista catalán, es "un mecanismo legal, democrático, aprobado por los españoles y similar a los que existe" en otros países europeos.

"Lo que amenaza hoy a Cataluña no es el artículo 155, sino la actitud del Gobierno de la Generalitat (Gobierno catalán). De lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales", expresó en su discurso, de más de media hora.

Rajoy acusó además al jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, de provocar la respuesta de Madrid. "Fue él quien eligió que el proceso del artículo 155 continuara adelante. Fue él y solo él (...) Bastaba con mantener los comportamientos propios de cualquier democracia" para evitarlo, destacó.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el pleno extraordinario del Senado convocado para aprobar las propuestas planteadas por el Gobierno para actuar contra la Generalitat de Cataluña al amparo del artículo 155. Foto: EFE

Rajoy arremetió contra el proceso soberanista liderado por Puigdemont, que en los últimos dos meses derivó en un referéndum ilegal sobre la secesión y en la amenaza de una declaración unilateral de independencia, que hoy mismo podría materializarse en el Parlamento regional de Cataluña.

"Son temas muy graves. Estamos ante una violación palmaria y evidente de las leyes y de la democracia y los derechos de todos, y esto tiene consecuencias, ¿cómo no las va a tener?", dijo hoy el jefe del Gobierno español. "Todo esto ha sido un proceso continuado de decisiones antidemocráticas, contrarias a la ley, contrarias a los comportamientos normales en un país democrático y contrarias a los valores españoles y europeos", insistió el líder conservador.

Rajoy aseguró que la historia no solo "juzgará" a los impulsores del proceso separatista catalán sino también a los "responsables de elaborar una respuesta”.

El Senado debate y vota hoy las medidas acordadas por el Gobierno español para intervenir el autogobierno de Cataluña en el marco del artículo 155 de la Constitución española, que saldrán adelante gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular (PP) de Rajoy en la Cámara y del apoyo del Partido Socialista (PSOE) y de Ciudadanos.

Entre esas medidas está la destitución de todos los miembros del Ejecutivo catalán, la convocatoria de elecciones en la región en seis meses y la limitación de las competencias del Parlamento catalán.

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy,. Foto: EFE

La votación se lleva a cabo en el Senado, la Cámara alta parlamentaria española, y no en el Congreso de los Diputados, Cámara baja, tal y como recoge el propio artículo 155.

* Senado español autoriza intervenir la autonomía de Cataluña

El Senado español dio hoy luz verde a las medidas propuestas por Madrid para intervenir la autonomía de Cataluña, incluida la destitución del Gobierno de la región y la convocatoria de elecciones en un plazo de seis meses.

Cuarenta minutos después de que el Parlamento catalán aprobara el inicio de un proceso hacia la instauración de una "república independiente", la Cámara alta parlamentaria española dio el visto bueno a la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que será ratificada hoy mismo por el Consejo de Ministros.

El mecanismo, no aplicado hasta ahora nunca en España, permite a Madrid tomar medidas ante la "extraordinaria gravedad en el incumplimiento de las obligaciones constitucionales" por parte de Cataluña.

Además del Partido Popular (PP) de Rajoy, lo apoyaron el Partido Socialista (PSOE) y el liberal Ciudadanos. Hubo 214 votos a favor -el 81 por ciento de la Cámara-, 47 en contra y una abstención.

El presidente del gobierno Mariano Rajoy, tras el pleno del Senado que aprobó por mayoría absoluta el acuerdo del Gobierno con las medidas que, al amparo del artículo 155 de la Constitución, prevén devolver la legalidad constitucional en Cataluña.Foto:EFE

Junto con la destitución del "Govern" catalán al completo, entre las medidas pedidas por Madrid figura también el recorte de las competencias del Parlamento catalán para que no pueda designar candidatos ni votar la investidura de otro presidente tras la destitución de Puigdemont.

"No hay alternativa. Lo único que se puede, y además se debe hacer, es acudir a la ley precisamente para hacer cumplir la ley", justificó hoy el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy al inicio de la sesión en la Cámara alta española.

"Lo que amenaza hoy a Cataluña no es el artículo 155, sino la actitud del Gobierno de la Generalitat (Gobierno catalán). De lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales", expresó en su discurso, de más de media hora.

Madrid decidió intervenir la autonomía de Cataluña después de que el Gobierno de la región española, el independentista Carles Puigdemont, obviara un requerimiento de Rajoy y amenazara con una declaración unilateral de independencia, que ahora en está en el aire.

"Fue él quien eligió que el proceso del artículo 155 continuara adelante (...) Bastaba con mantener los comportamientos propios de cualquier democracia" para evitarlo, dijo hoy Rajoy.

* El artículo 155, la respuesta inédita de Madrid a la crisis catalana

El Senado español dio hoy luz verde a las medidas acordadas por el Gobierno español para tratar de frenar el desafío independentista en Cataluña en el marco de un mecanismo hasta ahora nunca utilizado en España: el artículo 155 de la Constitución.

Éste ofrece la posibilidad de que el Ejecutivo central actúe sobre una región para hacerle cumplir la ley, algo que Cataluña dejó de hacer al celebrar el 1 de octubre un referéndum soberanista pese a la prohibición del Tribunal Constitucional.

El artículo indica simplemente que el Gobierno puede "adoptar las medidas necesarias" para "obligar" a una Comunidad Autónoma "al cumplimiento forzoso" de sus obligaciones y a la protección del interés general, por lo que deja un amplio margen de actuación.

En el caso de Cataluña, el Ejecutivo español de Mariano Rajoy acordó la destitución del Gobierno regional al completo y la convocatoria de elecciones autonómicas en un plazo máximo de seis meses. Además, propuso limitar las competencias del Parlamento catalán para que la Cámara no pueda proponer un candidato a la presidencia del Ejecutivo ni celebrar un debate o votación de investidura.

Las medidas fueron enviadas el Senado, que durante esta semana las debatió de cara a su aprobación, que se produjo hoy con 214 votos a favor -el 81 por ciento de la Cámara-, 47 en contra y una abstención. El Partido Popular (PP) de Rajoy tiene mayoría en la Cámara alta parlamentaria y contó con el apoyo del Partido Socialista (PSOE) y del liberal Ciudadanos.

"No hay alternativa. Lo único que se puede, y además se debe hacer, es acudir a la ley precisamente para hacer cumplir la ley", dijo hoy Rajoy al pedir al Senado que aprobase las medidas de su Gobierno.

"Lo que amenaza hoy a Cataluña no es el artículo 155, sino la actitud del Gobierno de la Generalitat (Gobierno catalán). De lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales", añadió.

El artículo 155 de la Constitución Española de 1978 está inspirado en la Ley Fundamental de Bonn alemana de 1949. Otras Cartas Magnas de diversos países incluyen mecanismos similares para suspender o disolver órganos de gobierno regionales en caso de incumplimiento de deberes.

* Con infotmación de la Agencia DPA