Foto: Tomada de Internet
Los Arellano Félix iniciaron la guerra con el cártel de Sinaloa cuando el niño tenía dos años y lo intentaron matar

Ser ahijado de capos del narcotráfico no es algo que te asegure la vida.

Serafín Zambada Ortiz es el hijo menor de Ismael "El Mayo" Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, quien se dice será el que tome el total control si le declaran cadena perpetua a Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera.

Zambada Ortiz siguió los pasos de su padre en el crimen organizado, pero a diferencia de "El Mayo", Serafín fue detenido por las autoridades, pero el 6 de septiembre de 2018 cumplió la sentencia que le fue interpuesta y salió libre tras cinco años y medio de prisión por el delito de narcotráfico.

Ser el hijo de uno de los poderosos capos del país no ha sido fácil para Serafín, pues en dos ocasiones, los enemigos de su padre intentaron acabar con su vida.

Los padrinos de nacimiento de Serafín Zambada fueron nada más y nada menos que los Arellano Félix.

Cuando el hijo de "El Mayo" cumplió dos años inició la guerra entre su padre y los Arellano Félix, por lo que su padrino intentó quitarle la vida al estallar un carro bomba afuera de la fiesta de su cumpleaños.

Tiempo después, cuando Serafín Zambada tenía nueve años, los Arellano Félix volvieron a atacar y mataron a toda la familia de su madre; desde entonces "El Mayo" mandó a hombres armados para que custodiaran a su hijo hasta su universidad; sin embargo, la tentación fue grande y cayó en el mundo de las drogas que culminó con su detención.

En una carta enviada al tribunal Federal en San Diego, la madre de Serafín, Leticia Ortiz Hernández, escribió: "Los mismos hombres que no hacía mucho apadrinaron a nuestros hijos en la iglesia y prometieron criarlos para ser buenos católicos (los Arellano Félix, en 1990), ahora intentaban matarlos" .

Con 28 años cumplidos, Serafín Zambada recuperó su libertad después de que la Corte Federal de San Diego, California, le dictó una sentencia de 66 meses de prisión y se anunciara en marzo pasado que el hijo de El Mayo saldría de la cárcel en septiembre de 2018.

El abogado de "El Sera" presumió el triunfo en el caso, pues el hijo de El Mayo pudo obtener de diez años de prisión a cadena perpetua; sin embargo, al declararse culpable los años se redujeron.

Serafín Zambada Ortiz fue descubierto cuando traficaba 100 kilogramos de cocaína y mil kilogramos de mariguana hacia Estados Unidos, país en el que se nacionalizó.

La batalla legal de "El Sera" duró cuatro años y fue la jueza Dana Sabraw quien consideró que, a sus 27 años y con  factores como su inexperiencia en el tráfico de drogas, se dictaría una sentencia más baja.

Fue en septiembre de 2014 cuando Serafín Zambada se declaró culpable de los cargos que se le imputaban y dijo estar arrepentido de los crímenes que cometió, asegurando que buscaría rehacer su vida.