Problema. Los restos de la tala hecha en espacios de Arteaga están a la vista.
Revela funcionario de Profepa irregularidades en permisos para cambio de uso de suelo

Colectivos saltillenses dedicados a reforestar las zonas boscosas de Arteaga y Saltillo, denunciaron que pese a la voluntad de miles de activistas en contra del ecocidio, la tala clandestina continúa debido a los actos de corrupción entre las autoridades ambientales.

Aseguran que son las propias jurisdicciones en materia ambiental quienes permiten la tala clandestina, desde la autorización para cambiar el uso de suelo en las zonas más pobladas de morillos y otras especies de árboles que dichos colectivos han reforestado.

“Instituciones de las que dependen los recursos naturales son las que usan como negocio privado a costa de éstos recursos demostrando cuán grande es su ignorancia y su poca moral, porque fueron a una escuela profesional a formarse como delincuentes, en lugar de proteger lo que nos pertenece”, expresaron activistas del colectivo Apoya tu bosque local.

LO QUE NO SE EXPLICA

Fuentes internas de la Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre que pertenece a la Secretaría de Medio Ambiente, admitieron que durante su gestión, se ha percatado de un gran número de permisos que autorizan el cambio de uso de suelo en zonas boscosas para la construcción de cabañas.

Considerado como uno de los principales factores que propicia la tala de árboles para su compra y fabricación de espacios de descanso o recreación.

VAN OCUPANDO ESPACIOS

“Cada vez hay más gente que solicita uso de suelo, quieren tener su huertita y van orillando a que se vayan consumiendo las áreas verdes, lo cual también provoca mayor afluencia de visitantes, mayor contaminación y deforestación”, expresó el servidor público bajo anonimato.

Mientras tanto, autoridades de Profepa se negaron a dar información sobre el número de denuncias recibidas sobre tala clandestina, así como su resolución.