foto: Christian Martínez
Sobre el proceso que se da en otros estados, las expertas mencionaron que todos los sistemas anticorrupción se encuentra 'en pañales', por lo que siguen faltando procesos qué mejorar

Con la leyenda “Pasos Firmes”, el Sistema Anticorrupción de Coahuila, junto con la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción, la Red por la Rendición de Cuentas, el Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas y el Centro de Investigación y Docencia Económicas; coordinaron el evento de análisis.

Ayer participaron la directora de la Red por la Rendición de Cuentas, Lourdes Morales y la investigadora del CIDE, Ana Elena Fierro.

Sobre el proceso que se da en otros estados, las expertas mencionaron que todos los sistemas anticorrupción se encuentra en pañales, por lo que siguen faltando procesos qué mejorar.

 

EJERCICIO COMPARATIVO

Lourdes Morales, además de comparar conceptos de los que es la corrupción y otorgar cifras de la percepción que se tiene sobre esta, dio cuenta que lo que se ha hecho en los diferentes gobiernos, desde Miguel Alemán hasta Enrique Peña Nieto.

Explicó la necesidad de la imparcialidad que deben tener estos sistemas y habló sobre los que critican al sistema anticorrupción, siendo que está apenas en una etapa inicial. Dijo que son personas que no quieres que se termine la corrupción y que: “Lo único que hacen con las críticas, es estar al lado de los corruptos”.

UNO DE LOS VICIOS DEL SISTEMA

Ana Elena Fierro mencionó la discrecionalidad que se genera en las ambigüedades de la ley para no poder discernir entre delito y falta administrativa, cuestión que se puede utilizar como arma política contra los enemigos.

“Es un problema que nos generamos en México, ya que al momento de que la ley general habló de faltas graves, le puso el mismo nombre que ya tenían en el Código Penal Federal.

“Aquí lo que te genera es una discrecionalidad para la autoridad investigadora, porque cuando armas la carpeta n vas a poder definir si es una falta administrativa o un delito. La discrecionalidad no necesariamente es mala, pero puede ser mal utilizada”, comentó.