ESPECIAL
De acuerdo con la investigación, la compañía brasileña habría pagado 10.5 millones de dólares para acceder a contratos de obra pública en el país

CDMX.- La Fiscalía General de la República (FGR) afirmó que la gestión del exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, para que Odebrecht recibiera contratos de obra pública en México, benefició a la constructora por 39 millones de dólares.

Ante el juez de control Juan Carlos Ramírez Benítez, la FGR indicó que según la información proporcionada por los testigos protegidos en Brasil, el pago de los sobornos de Odebrecht le representaron a la constructora ganancias millonarias.

En el caso de México, Odebrecht pagó entre 2011 y 2014 sobornos por 10.5 millones de dólares para asegurar contratos en diversas obras públicas.

Según las declaraciones de Luis de Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht México, estos sobornos eran gestionados por Emilio Lozoya quien le presentó a diversos empresarios para posicionar a la empresa en estados como Tamaulipas, Hidalgo y Veracruz.

Además, que Lozoya prometió a Odebrecht su apoyo para que, en caso de que Enrique Peña Nieto llegara a la Presidencia, se le adjudicaran contratos de obra pública.

“39 millones de dólares fue el beneficio que se obtuvo en México por la adjudicación de obras”, señalaron los fiscales.

“El imputado (Emilio Lozoya) recibió beneficios económicos en su cuenta en Suiza”.

Según los testigos, Odebrecht mantenía una “partida” de 431 millones de dólares para pagar sobornos a partidos y representantes de países africanos y latinoamericanos para garantizar sus negocios.

LOZOYA SE DECLARA INOCENTE

Lozoya Austin se declaró inocente y afirmó que colaborará con la FGR para dar con los responsables: “No soy culpable ni responsable de lo que se me imputa (…) con relación a los hechos que se me imputan fui intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado. Denunciaré, señalaré a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos”, dijo el exdirector de Pemex.