Fotos: Tomada de video
Esta manifestación contra la política de AMLO esta vez fue bastante desairada, pero eso sí, las declaraciones llenas de clichés, discriminatorias y prejuiciosas sobraron

Este pasado domingo 2 de diciembre, un día después de que rindiera protesta Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México, se llevó a cabo la segunda "marcha fifí" en la CDMX.

Esta manifestación contra la política de AMLO esta vez fue bastante desairada, pero eso sí, las declaraciones llenas de clichés, discriminatorias y prejuiciosas sobraron.

Recordemos que el pasado 11 de noviembre, luego que se conociera el resultado de la encuesta nacional en la que obtuvo el triunfo la construcción del aeropuerto de México en la base militar de Santa Lucía, con la consiguiente cancelación del ya avanzado aeropuerto de Texcoco, un grupo de personas contrarias a AMLO marchó para mostrar su desacuerdo con los resultados de la encuesta.

El término “fifí” normalmente se usa para referirse a una “persona presumida y que se ocupa de seguir la moda” y su uso es de manera coloquial, aunque también se le puede dar un uso despectivo.

Según las propias palabras de López Obrador, que dijo en entrevista radiofónica a la periodista Aristegui, “fifí” se define “al junior de nuestro tiempo, conservador. Alguien que no quiere el cambio, que está a favor del régimen autoritario y que simula, finge ser liberal”.

Foto: tomada de video

En esta ocasión, el analista político y periodista Hernán Gómez, especialista en temas de pobreza, derechos humanos y participación ciudadana, y quien también ha sido docente en el CIDE y la Universidad Iberoamericana se lanzó a la marcha para entrevistar a los participantes, y lo que encontró fue una serie de declaraciones llenas de clichés elitistas, desde quien califica como idiotas y estúpidos a los seguidores de AMLO, hasta declaraciones de quienes, sin elementos, aseguraban que "así empezó Venezuela" y que se les pagó 500 pesos a quienes asistieron a la macha, mientras entonaban arengas  como "Amigo de Maduro dictador seguro".

Ahora no se vio a miembros relevantes de la ultraderecha mexicana, como en la pasada marcha en la que partició el activista homófobo Juan Dabdoub, quien hasta el año pasado fue vocero del Consejo Mexicano por la Familia.

En julio de 2017, Dabdoub cobró notoriedad internacional cuando daba una entrevista y luego tapó la boca a una mujer que lo había increpado, una acción por la que nunca pidió disculpas y obligó al Consejo Mexicano por la Familia a separarlo de su cargo.

El FNF se deslindó públicamente "de toda acción, declaración o acto que realice el licenciado Juan Dabdoub Giacoman y aclaró que desde ese día no será ni podrá presentarse como vocero o miembro del Comité Nacional FNF.

Algunas personas respondían de manera directa su opinión al periodista, pero no faltaron quienes reconocieron al comunicador y hasta lo identificaban como "chairo", por lo que se negaron a un diálogo al momento que Hernán Gómez pedía a alguno de los manifestantes charlar con él, y ellos simplemente respondían "no".