Foto: Especial
Tiene una efectividad de 85% y se aplica en una sola dosis, aunque ofrece un periodo de protección más corto que las otras dos

CIUDAD DE MÉXICO.- Rusia dio otro paso más en el desarrollo de una nueva vacuna contra el covid-19, la tercera, la cual tiene una efectividad de 85% y se aplica en una sola dosis, aunque ofrece un periodo de protección más corto que las otras dos.

Se trata de la vacuna Sputnik Light financiada por el Fondo Soberano Ruso (RDIF) y que sólo espera que las autoridades sanitarias le otorguen el registro oficial para poder comercializarse y comenzar el proceso de vacunación.

Los últimos ensayos de la vacuna ya concluyeron, por lo que el Ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, anunció, en una reunión con el presidente Vladimir Putin, que la vacuna Sputnik Light contra el coronavirus está lista para su registro.

El nuevo biológico es una alternativa a la vacuna Sputnik V, la cual pretende ofrecer una solución temporal a aquellos países que se han visto más afectados por la pandemia del covid-19.

La eficacia de la Sputnik Light es de 85% en algunos casos y menos en otros, según adelantó el presidente del RDIF, Kirill Dmitriev el pasado mes de diciembre y ofrece un periodo de protección más corto; sin embargo, su uso podría reducir de manera significativa las víctimas mortales del covid-19.

El pasado 11 de enero, el Ministerio de Salud aprobó la autorización de los ensayos clínicos de la Sputnik Light y, en febrero se comenzó la vacunación en personal voluntario para contribuir al estudio de la vacuna; de momento, el fármaco aún se encuentra en aprobación por parte de las autoridades de varios países.

“Esta vacuna podría convertirse en una solución temporal eficaz para varios países que han alcanzado un tope de la enfermedad y que intentan salvar el mayor número de vidas posible”, dijo Kirill Dmitriev.

De momento, la Sputnik V continuará siendo la principal vacuna aplicada en dos dosis en el marco de su campaña de vacunación en Rusia comenzada desde el mes de agosto 2020, siendo así el primer país en autorizar una vacuna contra el coronavirus. La otra vacuna rusa lleva el nombre de CoviVac. 

con información de agencias