AP
China amplió su cuarentena contra el letal nuevo virus a la cifra sin precedentes de 36 millones de personas

Las autoridades sanitarias de China anunciaron este viernes que el número de muertos por coronavirus aumentó a 41.

En un comunicado, el departamento de salud de la provincia de Hubei señaló que 15 personas más murieron por el virus. Con lo que la cifra de víctimas mortales se elevaría a 41.

China amplió su cuarentena contra el letal nuevo virus a la cifra sin precedentes de 36 millones de personas, y se apresuraba el viernes a construir un hospital prefabricado de mil camas para las víctimas del brote que ha opacado el Año Nuevo Lunar, la festividad más importante del país.

AP

Mientras tanto, Francia anunció que tres personas enfermaron por el virus, la primera vez que aparece esta dolencia en Europa. Y Estados Unidos reportó su segundo caso, una mujer de Chicago de poco más de 60 años que fue hospitalizada tras regresar de China.

En Wall Street, las acciones cayeron ante los temores por la creciente crisis: el promedio industrial Dow Jones perdió 170 puntos y el S&P 500 registró su peor día en tres meses. Las compañías de servicios de salud sufrieron pérdidas, al igual que instituciones financieras, aerolíneas y otros negocios relacionados con el sector turístico y de viajes.

AP

El transporte fue paralizado en Wuhan –la ciudad china de 11 millones de personas epicentro del brote–, y en al menos otras 12 ciudades en la provincia central de Hubei, las cuales suman una población mayor que las de Nueva York, Londres, París y Moscú combinadas.

La estación del tren y el aeropuerto de Wuhan fueron cerrados y se suspendió el servicio del ferry, metro y autobuses. Las calles, centros comerciales, restaurantes y demás espacios públicos en la ciudad de 11 millones de habitantes lucían desiertos. La policía revisó los vehículos que ingresaban a la localidad, pero no cerró los caminos.

El viernes se impusieron medidas similares en las ciudades cercanas de Huanggang y Ezhou. En Huanggang también se ordenó el cierre de teatros, cafés internet y otros centros de entretenimiento.