Regresa. La vuelta de Succar Kuri a un penal local, tiene en pánico a sus víctimas. / Especial
Sus víctimas se sienten violentadas en su derecho de mantenerlo alejado en una cárcel federal

CANCÚN, QR.- Después de casi una década de permanecer en un penal de máxima seguridad, el pederasta Jean Succar Kuri, sentenciado a 112 años de prisión en agosto del 2011, por los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores, retornó a la cárcel de Cancún.

Succar Kuri arribó a la prisión después de las 11:30 horas; su traslado -del Cefereso 1, de El Altiplano, hacia la cárcel de esta ciudad- se dio en cumplimiento a una sentencia que causó ejecutoria sobre el amparo indirecto 1306/ 2017, promovido por su defensa en junio de 2017, ante el Juzgado Cuarto de Distrito.

En entrevista, Edith Encalada, una de las principales víctimas del otrora magnate, calificó como “un golpe” para ella y las otras agraviadas que el juez Cuarto, Ricardo Ruiz del Hoyo, haya otorgado el amparo a Succar Kuri.

“Esto nos deja en un estado de completa vulnerabilidad; las víctimas vivimos aquí, en la misma ciudad en donde ahora está él. Siento que me están violentando.

“Esto no debería estar sucediendo. En un estado de derecho y de protección a las víctimas ese señor debería estar en un penal federal, porque los delitos por los cuales fue sentenciado son del fuero federal”, expresó.

Encalada, recordó que el amparo que se concedió a Succar Kuri se hizo sin notificar a las víctimas, y reiteró que ella se enteró que el 14 de junio del año pasado, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) -hoy Fiscalía General de la República (FGR)- alcanzó a interponer un recurso de revisión en contra del amparo.

El recurso de revisión no procedió y el amparo fue ratificado por dos de los tres integrantes de un Tribunal Colegiado.

El amparo se solicitó para agilizar la presencia de Succar Kuri en las diligencias de las causas del orden local que enfrenta, pues no le han dictado sentencia.

ENTÉRESE

>  En 2010 el pederasta fue trasladado a la cárcel de Cancún. Para el 30 de marzo de 2011 fue sentenciado a 13 años de prisión, pero tras la apelación, le dictaron 112 años de prisión.