Foto: Especial
“No se nos autorizó a las empresas mexicanas más permisos de largo recorrido y a las empresas estadunidenses si se les va a permitir”, dijo el presidente de la Canacar

Ciudad de México. La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) aseveró que más de 3 mil 400 transportistas que hacen movimiento de importación y exportación están en riesgo de ser afectados por el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pues el pacto favorece a las empresas estadunidenses.

Aunque Enrique González Muñoz, presidente de ese organismo, celebró la aprobación del acuerdo, dijo que los empresarios mexicanos del sector que encabeza no fueron favorecidos nuevamente, tal como sucedió con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte hace 25 años, pues el gobierno mexicano podrá dar autorización a las compañías estadunidenses de realizar movimientos de largo recorrido, es decir, movilizar mercancía desde alguna ciudad del país hasta otra en Estados Unidos, situación que no se replicará para las empresas mexicanas en el vecino país del norte.

“No se nos autorizó a las empresas mexicanas más permisos de largo recorrido y a las empresas estadunidenses si se les va a permitir”, dijo.

Comentó que cuando los industriales del transporte de Estados Unidos sientan que está en riesgo sus intereses económicos y comerciales, las autorizaciones que ya están otorgadas a los transportistas mexicanos se les pueden cancelar, tomando en cuenta que sólo 51 empresas de México cuentan con el permiso de hacer recorridos largos.

“No se van a dar nuevas y se pueden cancelar las que ya están vigentes. Lo triste de esto es que México no se guardo el mismo derecho”, indicó antes de comentar que si bien fueron escuchados por los senadores, la Canacar no fue convocada a los foros de consulta del T-MEC.

José Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo, aseguró que en la negociación el sector de autotransporte de carga fue nuevamente “moneda de cambio”, pues no hay un trato recíproco frente a los empresarios estadunidenses.

“Nosotros estimamos que de manera directa e inmediata la medida afectaría a 3 mil 800 empresas que operan más o menos 400 mil unidades, porque son las que están atendiendo los movimientos de exportación e importación”, dijo José Refugio Muñoz.

Agregó que los más afectados serán las empresas micro y pequeñas, por ello propusieron “amortiguar el golpe” a través de un programa de apoyo para esas empresas “sobre todo porque se le van a exacerbar las condiciones de competencia en condiciones de desventaja.”

Enrique González Muñoz dejó en claro que Canacar no está en contra del T-MEC, pues beneficiará al país, pero al menos la industria que encabeza no fue beneficiada.