Alfonso Herrera, hijo del doctor, expuso en redes sociales el caso | Foto: Facebook
Su familia culpa a la institución por los contagios dentro de la clínica

El doctor Alfonso Eduardo Herrera Castro quien labora para la clínica 7 del IMSS, dió positivo a COVID-19 sin embargo la Secretaría de Salud tardó casi una semana en dar los resultados de la prueba.

Su hijo Alfonso Herrera dio a conocer la situación a través de redes sociales donde detalló que su padre se negó a dejar su puesto de trabajo, para cubrir la falta de personal en el nosocomio donde hay contagio comunitario y se mantuvo trabajando en Terapia Intensiva en atención a pacientes de COVID-19 que se encontraban graves de salud.

Expuso que justo una semana atrás comenzó a sentir fiebre, diarrea, temperatura y nauseas, el viernes 3 de abril le realizaron la prueba y hasta este jueves 9 de abril, casi una semana después, le confirman que es portador de coronavirus.

Al momento el  médico se encuentra asilado en su vivienda, cuidado por su esposa quien también se desempeña como especialista de la salud.

"Desde entonces ha estado aislado bajo los cuidados de mamá, quien también tiene el riesgo de ser contagiada", dijo Alfonso.

Mencionó que entre su padre y su madre, suman más de 60 años de servicio al Instituto Mexicano del Seguro Social donde se carece de material adecuado.

"Una institución, que no tomó las precauciones y medidas de seguridad necesarias para sobreguardar la integridad y seguridad de sus médicos, enfermeras, personal administrativo, seguridad, limpieza y por ello hoy vemos las consecuencias", expresó. 

"Quien conoce a Papá sabe lo entregado y apasionado que es en su Profesión, y así como durante todos estos años se ha encargado en cuidar y salvar vidas hoy Oramos por su recuperación y le pedimos a Dios que el y nuestra Madre Blanca Guadalupe Hernandez Garcia Salgan adelante de De esto... Con mucho cariño y amor. Atte: Su Hijo", comentó en redes.