Foto: Twitter
Se premiaron tres categorías con alto impacto social: Mario Javier Robinson Bours Almada, en la categoría personas; Nutre a un Niño A.C, en la categoría emprendimiento social y Ecotecnia, en la categoría estudiantil

Monterrey, Nuevo León.- “En esta época de cambios vertiginosos es muy importante que seamos fieles a nuestros valores y principios. Apegarnos a ellos nos ayudará a ser parte de un cambio”, dijo José Antonio Fernández, presidente ejecutivo de FEMSA y del Tecnológico de Monterrey en el marco de la entrega del Premio Eugenio Garza Sada 2019 al liderazgo social.

Se premiaron tres categorías con alto impacto social: Mario Javier Robinson Bours Almada, en la categoría personas;  Nutre a un Niño A.C, en la categoría emprendimiento social y Ecotecnia, en la categoría estudiantil.

La fecha de entrega del premio este año se realizó  en el aniversario luctuoso de Don Eugenio Garza Sada.

El reconocimiento se entrega a personas que impulsan proyectos de alto impacto social en las comunidades de nuestro país y fue instituido hace 26 años como una forma de honrar la memoria de Garza Sada.

Fernández Carbajal resaltó las cualidades de quienes reciben el premio y destacó que tienen vocación de servicio e impulsan al ser humano como pilar del bien colectivo.

También dijo a los presentes “los invitó a que reiteremos nuestra convicción y lealtad con la libertad  y con la democracia”.

El jurado que evaluó a los candidatos que recibieron la distinción estuvo conformado por Eva Fernández Garza, gerente de Inversión Social en Primera Infancia de Fundación FEMSA; Jorge Suárez-Vélez, columnista en periódicos así como Pablo Ayala, decano asociado de Formación  Ética, Ciudadana del Tec de Monterrey, entre otros.

Se recibieron 114 propuestas: 15 en la categoría de personas, 72 en Emprendimiento Social y 27 en la categoría estudiantil.

Por su parte, Salvador Alva, presidente del Tecnológico de Monterrey destacó su emoción por entregar el Premio.

“Porque además de reconocer a talentosas personas e instituciones por su liderazgo  social y su compromiso con la sociedad es una oportunidad de recordar  y difundir el legado de nuestro fundador”, compartió.

El Premio consistió en una escultura denominada “Luz interior” de la artista Yvonne Domenge y un reconocimiento escrito. El ganador en la categoría personas recibió 200 mil pesos que donará a una asociación civil sin fines de lucro.

Emprendimiento Social recibió 300 mil pesos  y la categoría estudiantil 100 mil pesos.