El reporte encontró que el 72% de tienen menos de 40 años y siete de cada diez tiene un grado superior. Excélsior
Una gran parte de las emprendedoras está en planes para ampliar sus operaciones internacionalmente

CDMX.- Una gran parte las emprendedoras en América Latina enfocadas en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) han logrado mantener sus compañías por más de cinco años, y están en planes para ampliar sus operaciones internacionalmente.

El reporte wX Insights 2020: The Rise of Women STEMpreneurs, elaborado por el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab) en colaboración con Santander X, encontró varias señales positivas en la región.

Tras encuestar a mil 148 emprendedoras halló que, pese a algunas barreras persistentes, el número de cofundadoras ha aumentado en los últimos cinco años, especialmente en sectores tradicionalmente dominados por hombres.

Además, 54% de ellas levantó capital de inversores ángeles o capital emprendedor y casi 80% planea expandir su compañía internacionalmente en los próximos cinco años.

“Las mujeres fundadoras son tan ambiciosas como los hombres en el crecimiento de sus negocios”, aseguró la jefa de Unidad de Inversión y Coordinadora de Iniciativas de Género de BID Lab, Susana García-Robles.

¿CUÁL ES EL PERFIL?

El reporte encontró que el 72% de las emprendedoras STEM tienen menos de 40 años y también siete de cada diez tiene una licenciatura o grado superior. Provienen de familias emprendedoras, comenzaron su proyecto con al menos un cofundador y tienen el apoyo de mentores como recurso clave para sus negocios.

Además, la mayoría de las compañías lideradas por las emprendedoras STEM se fundaron en los últimos cinco años y tienen entre dos y diez empleados.

En cuanto a los sectores en los que incursionan con tecnología destacan educación, finanzas y salud. Áreas con importantes oportunidades de crecimiento y potencial de impacto en América Latina y el Caribe.

Excélsior

Excélsior es el segundo periódico más antiguo de la Ciudad de México, después de El Universal. Fue fundado por Rafael Alducin y su primer número circuló el 18 de marzo de 1917.