Foto: Archivo

Entre las telenovelas tradicionales y de Televisa las mejores que se transmitieron durante el 2017 todas sus historias giraron alrededor del motor que nos caracteriza por mucho a los mexicanos: la familia.

La primera joyita en este sentido se estrenó el 20 de febrero en el horario de las 19:30 horas y se trató de “Enamorándome de Ramón”, la más reciente producción de Lucero Suárez (“La vecina”) y que en medio de una historia de amor tradicional entre un mecánico de nombre Ramón (José Ron) con la joven patrona donde trabaja su madre de sirvienta (Esmeralda Pimentel, actualmente parte del elenco de la película en cartelera “Cuando los hijos regresan”) le dio una bofetada con guante blanco a todos los involucrados en la telenovela que la sustituyó, “En tierras salvajes”, que a pesar de girar también alrededor de una familia ni la química ni los grandes humos de sus protagonistas Cristian de la Fuente y Claudia Álvarez pudieron contra la sencillez y carisma de la que formaron Ron y Pimentel.

El 5 de junio, en su caso en el horario de las 20:30 horas, fue el productor Juan Osorio (“Mi corazón es tuyo”) quien después del tropezón que le significó querer adaptar al melodrama mexicano una historia coreana como “Sueño de amor”, aprendió de su error y no sólo se redimió sino que su superó a sí mismo con “Mi marido tiene familia”, telenovela también originaria de Corea del Sur que no sólo truinfó en el hecho de tener una pareja protagónica con mucha química como la del galán colombiano Daniel Arenas con la mexicana Zuria Vega, sino que consiguió reunir y darles sus mejores personajes en muchos años a primeros actores como Diana Bracho, Rafael Inclán y la diva viviente del cine clásico mexicano Silvia Pinal, todos bajo la dirección del exAzteco u primer actor también Héctor Bonilla con un resultado tan bueno que dejaron un final abierto para una próxima segunda temporada.

Hablando de buenos elencos, precisamente gracias a que está rodeado a una muy apta heroína del género como ha resultado ser Maite Perroni (“Antes muerta que Lichita”) y actores de la talla de Juan Carlos Barreto (“La candidata”), el español Sergio Mur (“El señor de los cielos”) o el ex galán Raúl Araiza (“Cadenas de amargura”) aunado a un rayo de luz de actuación infantil en la pequeña Regina Graniewicz (“Anifer”) es que la telenovela que sustituyó a “Mi marido tiene familia” a partir del pasado 22 de octubre, “Papá a toda madre”, ha podido sostener la estafeta que le dejó la producción de Juan Osorio a pesar de un plomo de protagonista que resultó ser el argentino Sebastián Rulli en el género de la comedia que maneja y temas espinosos como la familia homoparental en su trama.

Para terminar, y hablando de temas espinosos y escandalosos, no hemos sido los únicos en dudar si la separación y aparentemente inminente divorcio entre el actor Gabriel Soto y la actriz Geraldine Bazán en la vida real tenga que ver con favorecer con ello el rating de la última joya relacionada a la familia en telenovelas del 2017 que es la actual telenovela en el horario estelar de Televisa “Caer en tentación” por la temática de cuernos, swingers y cougars que maneja, pero eso no cuestiona para nada la calidad que sigue caracterizando Giselle González como productora. ¡Feliz Navidad! … CONTINUARÁ

Comentarios a: 
sopeoperas@yahoo.com