Foto: Archivo
El suministro del medicamento de dichos centros depende del programa Seguro Popular. En el plan estratégico nacional de salud no se contemplan a los CAPASITS

Noé Ruiz Malacara, presidente de la comunidad San Aelredo, asociación en pro de los derechos de la comunidad LGBT, anunció que es incierto el destino del Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), con las modificaciones que se realizan a nivel federal en materia de Salud.

El suministro del medicamento de dichos centros depende del programa Seguro Popular. En el plan estratégico nacional de salud no se contemplan a los CAPASITS, según el activista.

“A partir del 1 de enero se anunció la desaparición del Seguro Popular e iba a pasar a ser pate del IMSS Bienestar. La semana pasada se publicó el plan estratégico de salud el Gobierno Federal, y en este apartado de salud, no se contempla lo de los CAPASITS”, señaló Noé.

Agregó que a nivel nacional es donde surgió la preocupación y se deduce que si ya desapareció el Seguro Popular como una estancia de salud, el CAPASITS también podría desaparecer.

Ante esto, el doctor Jesús Peña, encargado del CAPASITS Saltillo aclaró que hasta el momento no hay indicaciones por parte de la Federación y hasta la fecha seguirán trabajando de manera ordinaria; afirmó que dichos centros reciben el medicamento del Seguro Popular.

“Aún no sabemos, no se nos ha indicado nada salvo que seguiremos funcionando con normalidad”, finalizó.