Foto: Especial
Las cifras extraoficiales indican que el un Tesla Model S fue capaz de dar una vuelta alrededor del Nürburgring en 7 minutos y 23 segundos. Mucho más rápido que el Porsche Taycan

Después de que Porsche lograra hacer una vuelta alrededor del circuito Nürburgring con su Taycan en 7 minutos y 42 segundos e Elon Musk anunciara en su Twitter que enviaría un Tesla Model S para romper el récord, la carrera por el sedán eléctrico más rápido se ha puesto sumamente interesante.

Aparentemente el Model S ha logrado superar la marca con creces: 7 minutos y 23 segundos. La información del tiempo conseguido no es oficial, pero viene de la revista alemana Auto Motor und Sport.

Se desconoce si se trata de una versión de producción o un prototipo de una versión futura con tres motores. De hecho el vehículo tenía la insignia P100D+, una variante aún no disponible para comprar.

Elon Musk dio algún detalle extra en redes sociales, explicando que se trata de un modelo con siete asientos el cual entraría en producción en octubre o noviembre de 2020. La variante la llama Plaid, otra referencia —al igual que "Ludicrous"— a la película Spaceballs.

Independientemente de si el vehículo es un prototipo de una versión futura o no, el hecho de haber superado con tanta diferencia al Taycan, usando un sedan que en algún momento se va a poder comprar, que costará significativamente menos dinero que el Porsche, es sumamente sorprendente.

Según la revista Auto Motor und Sport, Tesla seguirá haciendo vueltas y pruebas en Nürburgring a lo largo de las próximas tres semanas con intentos oficiales este miércoles o el próximo sábado. 

Será interesante ver los resultados.

Lo que sabemos del Tesla Model S Plaid

La nueva variante que se está probando estos días, cuya denominación es P100D+ (es lo que puede leerse en la zaga del prototipo que ha rodado en Nürburgring), equipa lo que Tesla bautiza como mecánica Plaid y que, tal y como ha confirmado el propio Elon Musk en su cuenta de Twitter, difiere de la actual por equipar un total de tres motores eléctricos.

Como ya comentamos la semana pasada uno irá asociado al eje delantero y dos al trasero, lo que se traduce en una entrega aún mayor, el Model S Performance hace gala de 451 kW (613 CV), y por tanto unas prestaciones mejoradas. Respecto a su gestión térmica, Tesla no ha dicho esta boca es mía, aunque tras rodar en el circuito alemán deja entrever que también se ha optimizado. Asimismo, esta denominación Plaid, según Musk, se inspira en la película 'Spaceballs: La loca historia de las galaxias'.

De igual manera, esta nueva variante del Model S dispone de un nuevo chasis y, como ha podido verse en las imágenes captadas durante los test en el Nordschleife y la semana pasada en Laguna Seca, hace gala de unos pasos de rueda de mayor tamaño para dar cabida a unos neumáticos más anchos, así como de un nuevo alerón y una entrada de aire frontal más generosa.

Por el momento, y de nuevo según lo descrito por Musk, este tren motriz Plaid contará con su versión definitiva de aquí a un año y no sólo estará presente en el Model S, sino también en el Tesla Model X, así como en el nuevo Tesla Roadster. El anunciado Model Y y el Model 3, los retoños más asequibles de Tesla, se quedan fuera de la ecuación.

El CEO de Tesla también adelanta que será una versión más cara que las actuales en cartela, aunque confirma que su precio será más bajo en relación a los competidores.