Nombramiento. Limbar se autoproclamó Alcalde de Ciudad Mirasierra. / Orlando Sifuentes
Ciudad Mirasierra nació como una página para ayudar a los ciudadanos que viven en el sector

Si usted busca en internet Mirasierra, obtendrá como resultado: Ciudad Mirasierra. Lo que comenzó como mero entretenimiento de un grupo de jóvenes se ha convertido en una identidad y escaparate para simpatizantes de la colonia que concentra el mismo número de habitantes que 10 municipios del Estado.

El inventario Nacional de Viviendas del INEGI registra 24 mil habitantes en la zona, esta población equivale a los ciudadanos de los municipios de: Abasolo, Candela, Guerrero, Hidalgo, Juárez, La Madrid, Escobedo, Progreso, Sacramento y Nadadores.

Ciudad Mirasierra nació como una página para ayudar a los ciudadanos que viven en el sector, al momento sus administradores lograron llevar a cabo rifas y ya hay quien les prometió 60 despensas; pero el mayor distintivo de esta identidad son su “alcalde” y  el hashtag #todopuedepasar porque en bulevar Mirasierra se han captado desde “seres de otro mundo” y hasta “hombres lobo”.

Limbar fue proclamado “alcalde” de esa ciudad por sus amigos y así lo ubican en la página, aunque sabe y reconoce que se trata de una broma ubica puntualmente las necesidades de Ciudad Mirasierra: falta seguridad, el alumbrado falla una vez por semana y semáforos.

“Todos somos ciudad Mirasierra, todos entran por donde mismo, aunque tengan bardas”, compartió Limbar, refiriéndose al arco de la entrada en la colonia y a los tres fraccionamientos cerrados. 

A menos de un mes de que la página se abriera los seguidores se multiplicaron hasta 11 mil 249 de forma orgánica, el término Ciudad Mirasierra aunque desde meses atrás ya era común, ha comenzado a tomar un auge e identificación entre los “mirasierranos” que ya pueden presumir contar con un vuelo de Aeroméxico destino hacia la ciudad. En entrevista con dos de los administradores de la página aseguran que personas de Monterrey, Monclova, Reynosa y Houston siguen el contenido.

Entre publicaciones de broma, ayuda, denuncias y rifas, Ciudad Mirasierra se ha fortalecido ofreciendo identidad a uno de los sectores más vulnerables ante la delincuencia, marginados y que forman parte del mapa en el atlas de riesgo de la ciudad.

Los mirasierranos son ocurrentes y trabajadores, definieron Gustavo García y Limbar, miembros de la página que a través de sus negocios ubicados en la arteria principal de la “ciudad” tienen el privilegio de confirmar que en Mirasierra todo puede pasar.