Foto: Especial
Analistas advierten un aumento de costos hasta de 15 por ciento

La imposición de aranceles al acero y aluminio de México por Estados Unidos puede afectar los precios internacionales de los combustibles, y con ello el precio de la gasolina, vía el impacto que la medida pueda causar en el tipo de cambio, coincidieron analistas económicos.

La afectación directa es muy limitada en el sector energético, pero sí afecta mucho el movimiento en el tipo de cambio, dijo en entrevista el director de la firma especializada Fuell Marketing Consulting, Antonio Pérez.

Agregó que la única repercusión que la medida de aplicar gravámenes en las importaciones de acero y aluminio pudiera tener en el sector energético sería una disminución en el consumo de hidrocarburos, pues las grandes empresas  acereras son las mayores consumidoras de combustibles en sus procesos de fabricación.

Donde sí que podría haber una repercusión importante en el tema arancelario sería si hubiera impuestos a las importaciones de combustible de Estados Unidos, porque ahí sí que casi cien por ciento del producto que importa México viene de ese país, señaló el especialista.

Agregó que también las variaciones en el tipo de cambio pueden tener un impacto importante en las finanzas públicas, vía el sector energético, pues todas las cotizaciones internacionales se hacen en dólares.

Si sube mucho el precio del dólar el país recibe más pesos por cada barril de petróleo que vende en el exterior, pero le va a costar más caro todo lo que importa, en un momento en el que México adquiere la mayor parte de su consumo de refinados del extranjero.

El experto independiente Ramsés Pech Razo mostró su desacuerdo y dijo que el acero es muy utilizado en la industria petrolera y que la aplicación de un arancel incrementaría los costos hasta en 15 por ciento.

Nos va a pegar muy duro. Todos los equipos y herramientas que se utilizan por ejemplo para la perforación de pozos, tuberías, todo eso lleva acero, comentó.

El analista sostuvo que con el incremento en los aranceles al aluminio y el acero, la industria de hidrocarburos puede sufrir un incremento a nivel mundial en cuanto a refacciones o equipos de entre 10 y 15 por ciento.