Archivo
Ambos países convinieron fijar un cupo que toparía las exportaciones de autopartes de México libres de arancel a un nivel de aproximadamente 20% superior al valor actual de sus ventas externas

CDMX.- México y Estados Unidos acordaron limitar las exportaciones mexicanas de autopartes más que las de autos, si el presidente Donald Trump decide imponer medidas restrictivas unilaterales a nivel mundial en el sector automotriz.

Ambos países convinieron fijar un cupo que toparía las exportaciones de autopartes de México libres de arancel a un nivel de aproximadamente 20% superior al valor actual de sus ventas externas de esos productos a Estados Unidos.

Otorgando un mayor margen, tal acuerdo permitiría a EU establecer aranceles por “seguridad nacional” a importaciones que estén por encima del límite de 2.4 millones de vehículos originarios de México al año.

Ese monto es 40% superior a los automóviles que México vendió a su vecino del norte.

Así pues, el acuerdo en principio firmado por los dos países establece dos cupos: uno para autopartes, medido en valor y con un tope a 20% de los niveles actuales, y otro para vehículos, medido en unidades y con un límite 40% superior a los flujos de ahora.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, inició el 23 de mayo una investigación sobre si las importaciones de automóviles, camionetas, autopartes y camiones livianos representan una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, lo que podría concluir en la fijación de aranceles globales a esos productos.

Del lado del gobierno mexicano, Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior, dijo que mientras se cumpla con la regla de origen, México tiene libre comercio en autos y autopartes, con cero arancel, sin límites en cantidades. 

Con información de agencias