Foto: Vanguardia/Armando Ríos
El mandatario estatal, manifestó que desde la llegada de la Caravana a la entidad, se ha ubicado que existen líderes migrantes que están interesados en desestabilizar a la población migrante.

El gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme, aseguró que se tomarán medidas contra los migrantes que han encabezado los altercados de los últimos dos días en el albergue que aloja a la Caravana Centroamericana en Piedras Negras

El mandatario estatal, manifestó que desde la llegada de la Caravana a la entidad, se ha ubicado que existen líderes migrantes que están interesados en desestabilizar a la población migrante.

“Desde el momento que llegaron, hemos comentado que hay miembros de la Caravana que traen distintos intereses, y que a la vez provocan que muchos de ellos entren en conflicto con las autoridades por temas que a veces no van al caso y una inestabilidad dentro del albergue”, expresó Riquelme Solís.

Señaló que el hecho de tener a más de mil 600 personas dentro del albergue, representa una lógica para la autoridad sobre estar alerta para “todo tipo de brotes”, debido a que estos mismos son aprovechados por los liderazgos mal intencionados de la caravana para enfrentar a los integrantes con las autoridades.

Bajo esa tesitura, el Gobernador aseguró que se tomarán medidas contra quienes hayan desencadenado los altercados de los últimos días para establecer el orden, mismas que estarán apegadas con el marco jurídico y lo que dictaminan los organismos internacionales en materia de derechos humanos. “Debemos mantener el orden”, asegura.

Agregó que se calcula el albergue tenga su conclusión en al menos ocho días más en esta frontera de Coahuila.

Por último, aseguró que este miércoles concluye el registro por parte del Instituto Nacional de Migración de los mil 672 migrantes que llegaron en el éxodo centroamericano, y dijo que quienes no hayan calificado para regularizar su estancia legal en México, deberán ser deportados por la autoridad migratoria en México.