Foto: Especial
Aunque la ABM calificó la revocación de la licencia a Famsa como un hecho aislado, de acuerdo con expertos le seguirán más bancos, sofomes y sofipos

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México revocó este miércoles la licencia del Banco Ahorro Famsa por una gestión inapropiada de riesgos en protección de sus más de medio millón de clientes.

La Asociación de Bancos de México (ABM) calificó la revocación de la licencia a Famsa como "un hecho aislado" que no afecta a otros bancos ni al sistema de pagos porque el sistema financiero mexicano se encuentra "sólido y solvente". Sin embargo, de acuerdo con expertos le seguirán más bancos, sofomes y sofipos que se encuentran tambaleando de hace tiempo.

¿POR QUÉ QUEBRÓ BANCO FAMSA?

La quiebra de Banco Famsa es consecuencia de problemas asociados con el volumen de créditos otorgados a personas relacionadas de Grupo Famsa en exceso de los límites normativos, lo que llevó a que el índice de capitalización resultara por debajo del mínimo regulatorio.

El banco no registró como créditos algunos financiamientos a personas de empresas ligadas al grupo, sino como cuentas por cobrar, para evadir la regulación de las consideraciones contables de la cartera de crédito. De acuerdo con el presidente de la CNBV, Juan Pablo Graf, las últimas pruebas de estrés que las autoridades realizaron al sistema bancario mostraban que la posición de capital de algunos bancos podría verse afectada ante situaciones de estrés, por eso se les recomendó hacer inyecciones de capital.

Aunque Famsa tuvo una inyección de capital el año pasado estuvo más relacionada por las deficiencias que tenía en la contabilidad, "por los excesos en que había incurrido", dijo Graf.

Al cierre de diciembre de 2018, el Índice de Capitalización (ICAP) de Banco Famsa era de 12.54%, frente a 15.91% del promedio del sistema. Para marzo de este año, el ICAP era de 11.34%, frente a 15.75% del sistema, pero la CNBV señaló que los datos de Famsa estaban sujetos a revisión. La información de Banco Famsa fue auditada y las autoridades detectaron operaciones relacionadas entre empresas del Grupo y al hacer el recálculo de las operaciones, "el registro contable recomponía estas operaciones y afectaba de manera dramática el ICAP".

REVISIÓN OBLIGADA DE OTROS BANCOS

El caso de Banco Famsa hará que más de un banco que tiene empresas hermanas revise a detalle la forma en cómo operan con ellas y también servirá a las autoridades para poner mayor atención en esa área, de acuerdo con Jeanette Leyva, en su columna de El Financiero.

Las revisiones y peticiones de aumento de capital a varios bancos de menor tamaño se han realizado por algunos bancos lo que, aseguran, ayudó a salvar a más de uno. Incluso, directivos de bancos medianos reconocen que han analizado algunas opciones de sumar a los bancos pequeños o con debilidades, pues lo que menos quieren es que se repitan quiebras como Famsa.

De acuerdo con la especialista, al menos en el IPAB dos bancos más están siendo observados muy de cerca y esas instituciones también atienden al segmento de la llamada base de la pirámide.

BAJO LA LUPA

Según un análisis de BBVA sobre el sistema bancario, se reconoce que hay solidez en el sistema bancario, no obstante señala que hay bancos con niveles de liquidez y capitalización más bajos que el promedio.

En el caso de Banco Famsa, el análisis resalta no sólo el descenso en su ICAP, sino también sus bajos niveles de rentabilidad con un ROE negativo de -6.4% en abril.

En el último reporte de la CNBV sobre los bancos, aunque Famsa reporta un ICAP de 11.34% en abril, es el único que tiene una nota que señala que está a revisión por parte de las autoridades.

Pero los bancos con un ICAP inferior al 13% en abril son ABC capital con 10.97%; Autofin, 12.68%; Ve por Más 12.21%; y Sabadell 12.37 por ciento. Otros bancos con ROE negativo son: Azteca; ABC Capital; Accendo; Forjadores; Dondé y Pagatodo.

DIRECTIVOS RELACIONADOS

Varios exvicepresidentes de la CNBV encargados de supervisión ahora trabajan en la iniciativa privada y en otros bancos.

En ese entonces, la vicepresidenta de Normatividad de la CNBV, encargada de supervisar el cumplimiento de bancos como Famsa, era Margarita de la Cabada Betancour, mientras que los dos exvicepresidentes de Supervisión de Grupos e Intermediarios Financieros A y B fueron Jorge Alberto Conde Lara, quien actualmente es contralor de la polémica Caja Libertad, que llevó al abogado Collado a la cárcel, y Fernando Rodríguez Antuño, actual contralor de Scotiabank México.

Ambos funcionarios eran los encargados de supervisar el cumplimiento de intermediarios financieros como Banco Famsa. Sin embargo, de acuerdo con el periodista especializado en negocios Mario Maldonado de El Universal, en los reportes cotidianos de la CNBV y los informes anuales no se alertó de los malos manejos y los créditos a personas relacionadas.

Según su columna, Rodríguez Antuño llegó a la Contraloría de Scotiabank por Silvia Lavalle Genaro, quien a su vez es socia del expresidente de la CNBV y actual presidente del consejo del banco canadiense, Guillermo Babatz, en el despacho ATIK Capital. Es decir, Rodríguez Antuño trabaja en un banco que supervisó desde su puesto como vicepresidente de Grupos e Intermediarios Financieros en la CNBV.

La Silla Rota

Noticias, análisis y periodismo digital independiente sobre política, esfera pública, nación y mundo.

Portal: La Silla Rota