El regidor independiente ofreció una rueda de prensa para dar su versión de los hechos / Foto: Josué Rodríguez
El regidor independiente del cabildo de Piedras Negras insiste que sus palabras fueron malinterpretadas y que todo se trata de una 'guerra sucia'

Piedras Negras, Coah.- Lorenzo Menera Sierra, el regidor de Piedras Negras que pidió que regidoras experimentaran ser violadas para que sintieran como las mujeres que son victimas de este delito, restó importancia al llamado de juicio político que demandaron en la cámara de diputados.

En conferencia de prensa y después de leer una carta en la que explica que nunca amenazó a sus compañeras de cabildo, justificó que se malinterpretó por los medios de comunicación, porque lo que el dijo sus seguidores y la ciudadanía “bien que lo entendieron”.

“No hay necesidad de llegar al juicio político; yo me voy, pero que eso me lo pida la ciudadanía, que fue la que me eligió, de otra forma no. Mis declaraciones fueron mal interpretadas, nunca amenacé a ninguna mujer del cabildo, ni a Sonia Villarreal, esto es parte de una guerra sucia”, expresó. 

Y retó a los medios de comunicación a que, si el pueblo de Piedras Negras le pide su renuncia como regidor, renuncia a su cargo sin necesidad de que le hagan juicio político, al señalar que porque no se ha hecho nada contra los gobernantes corruptos.

“El reclamo a las regidoras es que ojalá se los hagan para sentir lo que nostros sentimos”, justificó. 

El jueves, desde la cámara de diputados, legisladores del PRI y de otros partidos, demandaron juicio político contra el regidor de Piedras Negras por sus insultos y agresiones verbales contra mujeres que también integran el cabildo.