FOTO: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com
El protagonista de ‘Vuelve al Futuro’ ha vivido con esta enfermedad desde 1990 y hasta la fecha continúa esforzándose por conocer más su enfermedad para ayudar a otros a través de su Fundación Michael J. Fox ha financiado 20 años de investigación.

Michael J. Fox siempre será recordado por haber sido Marty McFly en “Volver al Futuro”, sin embargo, ha participado en más de 40 proyectos de cine y televisión y ha dedicado su vida a la investigación sobre el Parkinson, enfermedad que le diagnosticaron hace varias décadas.

FOTO: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

De acuerdo al portal Guacamouly.com, en 1990 tuvo una sensación extraña en su meñique del pie izquierdo y de inmediato acudió a revisarse con el médico. Después de un año, un neurólogo le confirmó que padecía Parkinson. Aunque en ese entonces él estaba en la plenitud de sus 30 años, la enfermedad cambió por completo su vida, lo que lo obligó a caer en las redes del alcohol.

Después de muchos años difíciles, Michael J. Fox fue a terapia y recuperó su entusiasmo y se alejó de la bebida, retomó su carrera en la actuación y se hizo empático con quienes padecían lo mismo que él, a quienes ha apoyado a través de su fundación.

FOTO: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

La Fundación Michael J. Fox ha financiado 20 años de investigación sobre esta enfermedad con más de mil millones de dólares. Con el tiempo, el actor decidió someterse a una cirugía de columna, que de no haberse realizado, hoy lo tendría inmóvil.

El año pasado, Michael publicó sus memorias bajo el título “No time like the future: An Optimistic considers mortality”, en las que anunció su retiro de la actuación para dedicarse a sí mismo. La estrella lleva décadas luchando contra un padecimiento con el que ha aprendido a vivir, que ahora lo tiene dependiendo de un bastón, pero que jamás le ha arrebatado el ánimo.

FOTO: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com