Archivo
El Tribunal Superior de Justicia de Coahuila habría perdido en el “ficreazo” al menos 1.3 millones correspondientes a intereses que debió pagarle Ficrea, según la Auditoría Superior del Estado (ASE)

Además del capital que aún no recupera, el Tribunal Superior de Justicia de Coahuila habría perdido en el “ficreazo” al menos 1.3 millones correspondientes a intereses que debió pagarle Ficrea, según la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Pero aunque el monto anterior fue identificado puntualmente en la auditoría realizada por la ASE, el órgano fiscalizador pone en duda la totalidad de los intereses que supuestamente habría recibido el TSJE.

Lo anterior debido a que “no existen elementos que permitan validar las operaciones registradas por el Poder Judicial del Estado… motivo por el cual no puede validarse que hubiera recibido los supuestos intereses en la forma y términos que se había pactado”.

 

El señalamiento anterior aparece en la denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción de Coahuila, en agosto del año pasado, y deriva del informe exhaustivo de las operaciones que el TSJ y Ficrea triangularon a través de BBVA Bancomer (hoy BBVA), como informó ayer VANGUARDIA.

Los 1.3 millones “extraviados” corresponderían a depósitos realizados por el TSJE durante 2011, 2013 y 2014, años durante los cuales los registros contables del Poder Judicial reflejan ingresos menores a los que debió pagarle Ficrea por concepto de intereses.

Además, la ASE refiere que en muchos casos no encontró documentación comprobatoria de las operaciones entre el TSJE y Ficrea, circunstancia de la cual deduce la imposibilidad de validar que los intereses de las inversiones realizadas hayan sido efectivamente pagados.