La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. Foto: AP
Clinton recordó que su rival lanzó el año pasado su campaña a las primarias republicanas insultando a los inmigrantes mexicanos, a los que calificó de "violadores y criminales"
Desde el principio, Donald Trump ha construido su campaña sobre prejuicios y paranoia"...
Hillary Clinton, candidata presidencial demócrata

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton atacó a su rival republicano Donald Trump, al que acusó de haber montado su campaña electoral "sobre prejuicios y paranoia", mientras que el magnate negó que él o sus seguidores sean racistas.

Clinton criticó a Trump por su "retórica divisoria" y dijo que era algo que no se había visto hasta ahora en ninguno de los dos principales partidos de Estados Unidos.

"Desde el principio, Donald Trump ha construido su campaña sobre prejuicios y paranoia", dijo Cinton en un mitin en Reno (Nevada), donde acusó a su rival de aupar a "los grupos de odio".

Según la candidata demócrata, Trump está reforzando "estereotipos nocivos" sobre hispanos y afroamericanos y alentado a sus simpatizantes más extremistas.

"Si no respeta a todos los estadounidenses, ¿cómo va a servir a todos los estadounidenses?", se preguntó Clinton, quien aseguró que aunque la gente espera que cambie, éste no va a cambiar.

"No hay otro Donald Trump. Es lo que hay", añadió la ex primera dama.

Clinton recordó que las autoridades denunciaron en el pasado a Trump por negarse a alquilar apartamentos a hispanos y afroamericanos en sus inmuebles.

Además, apuntó que Trump también dio alas a los amantes de las teorías de la conspiración que aseguraban, por ejemplo, que Barack Obama no podía ser presidente de Estados Unidos porque no había nacido en Hawái, sino en Kenia, lo que no es cierto.

Clinton recordó que su rival lanzó el año pasado su campaña a las primarias republicanas insultando a los inmigrantes mexicanos, a los que calificó de "violadores y criminales". Durante la campaña, Trump dudó de la imparcialidad de un juez por ser de origen mexicano y hace unos días dijo que Obama es el fundador del Estado Islámico, entre otras cosas.

"Su último sueño febril paranoico es sobre mi salud", dijo Clinton. "Eso es lo que pasa cuando tratas al National Enquirer (publicación sensacionalista) como si fuera el evangelio", añadió la ex secretaria de Estado.

La candidata demócrata advirtió a los estadounidenses que Trump no va a cambiar, como demuestra el hecho de que haya contratado como jefe de campaña a Stephen Bannon, responsable de la web conservadora "Breitbart", y el hecho de que no se distancie de grupos y líderes de extrema derecha.

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. Foto: AP

"No se dejen engañar", dijo Clinton a los votantes estadounidenses. "Esto no es el conservadurismo que hemos conocido hasta ahora, esto no es el republicanismo que hemos conocido hasta ahora", advirtió.

Trump, por su parte, negó hoy que sus seguidores ni él sean racistas. Y acusó a su rival de intentar insultarles para distraer la atención.

"Ella miente, denigra y pinta a estadounidenses decentes de racistas", dijo Trump en un mitin en New Hampshire.

Según Trump, se trata de "la táctica más vieja en el libro de tácticas de los demócratas: eres un racista, eres un racista, eres un racista".

El candidato republicano consideró que Clinton está recurriendo a esa táctica para distraer y evitar que se hable así de los supuestos conflictos de intereses de la Fundación Clinton cuando ella era secretaria de Estado.

En los últimos días Trump está intentado cortejar el voto latino y afroamericano, con poco éxito. "¿Qué tienen que perder?", les ha dicho a los votantes de estos grupos, que abrumadoramente apoyan a Clinton, según las encuestas.