Foto: Juan Francisco Valdés | En medio de la corriente fue ubicada la camioneta donde viajaba la familia
La fuerza del afluente del arroyo El Saucillo logró arrastrar el vehículo cuando solo habían bajado dos integrantes de la familia

El cuerpo de Alexia Noemí de 7 años de edad, habría sido ubicado en un terreno del libramiento Oscar Flores Tapia, la pequeña fue arrastrada por la corriente del arroyo El Saucillo junto a su familia.

Al respecto, el alcalde de Ramos Arizpe, José María Morales señaló que los afectados son personas de una comunidad rural de Landeros, que intentaron hacer el cruce del arroyo El Saucillo, en un tramo ubicado en Arteaga. 

Se comenta que fueron 11 personas, de ellas afortunadamente ocho están a salvo, en sus casas.

Desafortunadamente una menor de siete años de edad fue ubicada en la madrugada, se encuentra sin vida, y se está en búsqueda de dos personas, una mayor y una menor. 

“La camioneta ya se ubicó, a pocos metros del cruce que hicieron. Las labores de vigilancia, las corporaciones de la Región Sureste, siguen en la búsqueda de estas dos personas. El cadáver de la niña fue encontrada a 300-400 metros del punto (donde fue arrastrada la camioneta)”, detalló a televisoras de la ciudad.

La camioneta donde viajaba la familia se quedó sin gasolina cuando intentaba cruzar proveniente del ejido Landeros. Sin embargo, la fuerza del afluente del arroyo El Saucillo logró arrastrar el vehículo.

Como pudieron, siete personas lograron ponerse a salvo, pero Cinthya Padilla con 35 años, así como Génesis de 11 y Alexis de 7 años fueron arrastradas por la corriente.

Autoridades señalaron que el accidente se registró aproximadamente a las 16:30, cuando la camioneta en la que viajaban (una Ford roja) venía por el camino de terracería, procedentes del ejido Landeros. El vehículo era conducida por Eduardo Vasquez del Ángel, de 38 años, y se dirigían a la compra de gas butano.

A la camioneta se le acabó la gasolina y quedó en pleno puente, el conductor descendió con el cilindro del gas. Lo acompañaba su familia conformada por su esposa Fabiola Padilla Pérez, sus hijos Reyli, Edgar, Lluvia Vazques Padilla de 15,14 y 10 años; además de sus sobrinos Luz Elena Soto Padilla de 3 años y el bebé Leonardo Soto de nueve meses. También iba la cuñada Cinthya Carolina, sus otras sobrinas Génesis y Nohemí.

Desde la tarde del domingo autoridades de todos los niveles de gobierno y ambulancias de bomberos de Saltillo, Ramos Arizpe y Arteaga iniciaron operativos de búsqueda por los ejidos que se encuentran por libramiento Oscar Flores Tapia.